,

Los grados de la artrosis de rodilla

Escala Hallback para la artrosis

La artrosis consiste en la degeneración de las articulaciones y en el deterioro de las estructuras intrarticulares sobre todo del cartílago. Las articulaciones que más frecuentemente sufren artrosis son la rodilla, la cadera, los dedos de las manos y la columna lumbar.

Las causas de la artrosis pueden ser diversas. Entre las más comunes están los traumatismos previos, las enfermedades inflamatorias crónicas tipo artritis, las inestabilidades ligamentosas, las cirugías previas (en la rodilla, cirugía de meniscos) y el sobreuso de la articulación (aumento de peso, cargas de grandes pesos, actividades repetitivas).

¿Cómo valoramos la artrosis de rodilla?

La artrosis en la rodilla se puede valorar de dos formas, ambas igual de importantes: de forma subjetiva y de forma objetiva.

Valoración Subjetiva

  • Dolor
  • Rigidez
  • Inflamación
  • Crujidos y chasquidos
  • Dolor al caminar

Valoración Objetiva

  • Limitación movilidad
  • Desalineación articular
  • Radiografía
  • Resonancia magnética

 

Cuando oímos hablar de los grados de desgaste de la rodilla, dichos grados corresponden a la cantidad de desgaste de la articulación medidas de forma objetiva mediante una escala de valoración.

Generalmente la escala de valoración que con más frecuencia se utiliza en valoraciones y en estudios científicos es la Escala de Valoración de la artrosis de Ahlback.

Cuando oímos hablar de los grados de desgaste de la rodilla, dichos grados corresponden a la cantidad de desgaste de la articulación medidas de forma objetiva mediante una escala de valoración.

Una de las escalas de valoración que con más frecuencia se utiliza en las valoraciones y en estudios científicos es la Escala de Valoración de la artrosis de Ahlbäck.

Dicha escala se basa en una medición radiológica del espacio femoro-tibial. Es importante que la radiografía que se utilice para su medición sea en bipedestación, es decir, que el paciente cargue todo su peso sobre ambas extremidades para valorar el espacio real femoro-tibial.

La escala de valoración de Ahlbäck se divide en 4 grados principalmente:

Grado I

Disminución de menos del 50% del espacio entre el fémur y la tibia femoro-tibial

Grado II

Disminución de entre el 50- 100% del espacio femoro-tibial

Grado III

Hueso contra hueso y la cúpula es menor de 5 mm

Grado IV

Hueso contra hueso y la cúpula es mayor de 5 mm

Pero no siempre existe relación directa de la valoración subjetiva que nos aporta el paciente con la valoración objetiva, es decir, un paciente puede tener un grado de artrosis avanzado (grado III o IV) pero encontrarse sin grandes dolores y viceversa.

Por lo tanto, es esencial tanto para el diagnóstico como para el plan de tratamiento de un paciente el poder tener todos los datos subjetivos que aporta el paciente, la exploración médica y la medición radiológica del estrechamiento del espacio articular.

Tanto el grado de valoración de la artrosis mediante la escala de Ahlbäck como la valoración subjetiva y exploración del paciente orientará al traumatólogo en la indicación del tratamiento de la artrosis.

,

¿Por qué me lesiono al correr?

¿Porqué me lesiono al correr?

El aumento de lesiones en corredores está en aumento, pero, ¿Por qué nos lesionamos al correr?

La mayor incidencia reside principalmente en el mayor número de corredores que habitualmente realizan este tipo de deporte. El running, como actualmente llamamos, es un deporte relativamente barato el cual no exige más que una buena adecuación de la zapatilla de carrera y ganas de salir a correr. Es fácil de poder realizar ya que no exige ningún horarios específico para realizarlo y además se puede realizar solo o en compañía.

Se calcula que alrededor del 65% de los corredores presentan, cada año, alguna lesión relacionada con la carrera. Las lesiones más habituales son las rodillas (en un 40%), las caderas y los pies.

¿Pero por qué corremos?

Sabemos que el running nos aporta:

  • Protección cardiovascular
  • Diversión
  • Desconexión
  • Nos ayuda a respirar mejor

Y que disminuye:

  • Obesidad
  • Infartos (corazón y cerebral)
  • Cáncer
  • Depresión

Realmente ¿estamos hechos para correr?

Hoy en día, la carrera de resistencia, es sobre todo una forma de ejercicio y recreo, pero en sus orígenes puede ser tan antigua como el género humano y sus exigencias de adaptación han contribuido en gran manera a la forma actual del cuerpo humano.

Vemos a las lesiones como una respuesta de nuestro cuerpo a las agresiones.

Estas son las causas más frecuentes de las lesiones

Exceso de:

  • Días corriendo
  • Distancia recorrida
  • Velocidad empleada

Y aquí tienes las diferencias entre dolor y lesión: la regla del 3

Estás lesionado si tienes:

  • Inflamación
  • Pérdida de función
  • Dolor

 

El Centro Ibercaja La Rioja recibe la visita del Dr. Gonzalo Mora Gasque, especialista en lesiones de rodilla y corredor habitual, para hablarnos de ¿Por qué me lesiono cuando corro?, en una nueva iniciativa del grupo de Logroño de Beer Runners.

Aquí tenemos el vídeo