Los suplementos para las articulaciones – Parte 4 –ASOCIACIÓN CONDROTITIN SULFATO+ SULFATO DE GLUCOSAMINA

Los suplementos para las articulaciones - Parte 4 - CS SG

Los suplementos para las articulaciones – Parte 4

ASOCIACIÓN DE CONDROTITIN SULFATO + SULFATO DE GLUCOSAMINA

 

La asociación de Condroitin Sulfato y el Sulfato de Glucosamina es una combinación muy frecuente en el tratamiento de la sintomatología de la artrosis.

Los mecanismos de acción son la combinación de ambos compuestos, del condroitín sulfato y del sulfato de glucosamina.

Evidencia científica

 

SG + CS - Imagen boteSíntomas de la artrosis (Nivel de evidencia C). La asociación de Condroitin Sulfato y el Sulfato de Glucosamina protege contra la degeneración del cartílago y reduce los niveles de mediadores inflamatorios en la articulación afectada. Además, dicha combinación disminuye significativamente los biomarcadores séricos (niveles de biomarcadores en sangre) de la inflamación y la degradación del cartílago y el hueso. No están demostradas la mejoras estructurales a nivel óseo y se necesitarían más estudios que lo avalasen (1).

En un estudio publicado en la prestigiosa revista médica Annual of Rheumatology, en 2014, se concluye que el tratamiento combinado de Condroitín Sulfato y Sulfato de Glucosamina, reduce significativamente la progresión en el deterioro del cartílago articular en pacientes con artrosis de rodilla tras dos años de tratamiento (2).

En un estudio de Hochberg y cols., en 2015, la combinación de condroitín sulfato y glucosamina mostró una eficacia comparable al Celecoxib (antiinflamatorio habitualmente utilizado en síntomas articulares) en la reducción del dolor, la rigidez, la limitación funcional y la inflamación y el derrame de la articulación después de 6 meses en pacientes con artrosis dolorosa de rodilla. (3)

En el estudio de Reginster, en 2014, este autor obtuvo la conclusión de que el uso conjuntamente de sulfato de glucosamina y condroitín sulfato no parece aliviar los síntomas ni modificar la progresión de la enfermedad entre los pacientes con artrosis de rodilla radiográficamente confirmada. Los hallazgos son consistentes con los resultados de los meta-análisis de ensayos clínicos previos y permiten extender esos resultados a una población más general con artrosis de rodilla (4).

Dolor (Nivel de evidencia C). La glucosamina y el sulfato de condroitina, solos o en combinación, no redujeron eficazmente el dolor en el grupo total de pacientes con artrosis de la rodilla (5). Los análisis estudiados sugieren que la combinación de glucosamina y sulfato de condroitina puede ser eficaz en el subgrupo de pacientes con dolor moderado a severo en la rodilla (6)

En un estudio realizado en EE.UU por Sawitzke y cols., en 2010, un total de  662 pacientes con artrosis de rodilla recibieron un tratamiento aleatorizado: glucosamina 500 mg tres veces al día, CS 400 mg tres veces al día, la combinación de glucosamina y CS, Celecoxib 200 mg al día o placebo durante 24 meses. Ningún tratamiento alcanzó una diferencia clínicamente significativa en el dolor o la función en comparación al placebo (7).

 

La glucosamina y el condroitín sulfato son suplementos nutricionales que en los últimos años han adquirido un amplio uso como opciones de tratamiento para la artrosis. Ellos, potencialmente o teóricamente, actúan como condroprotectores ofreciendo no sólo un alivio sintomático sino que también modificarían la historia natural de la artrosis. Sin embargo, aunque muchos estudios han demostrado un efecto significativo del tratamiento, acompañado con una notable seguridad, todavía hoy existe gran controversia con respecto a su eficacia relativa comparada con el placebo u otros tratamientos. En este sentido el Colegio Americano de Reumatología, en sus recomendaciones para el tratamiento inicial de la artrosis, no recomienda la glucosamina o la condroitina en los pacientes con artrosis.

Bibliografia

 

  • Terencio M.C., Ferrándiz M.L. (2016). Chondroprotective effects of the combination chondroitin sulfate-glucosamine in a model of osteoarthritis induced by anterior cruciate ligament transection in ovariectomised rats. Biomed Pharmacother. 2016 Apr, (79), 120-8.
  • Fransen M., Agaliotis M. (2014). Glucosamine and chondroitin for knee osteoarthritis: a double-blind randomised placebo-controlled clinical trial evaluating single and combination regimens. Ann Rheum Dis. 2015 May, vol.74 (5), 851-8.
  • Hochberg M., Martel-Pelletier J. (2016). Combined chondroitin sulfate and glucosamine for painful knee osteoarthritis: a multicentre, randomised, double-blind, non-inferiority trial versus celecoxib. Ann Rheum Dis. 2016 Jan, vol.75 (1), 37-44.
  • Reginster J.Y. (2014). Efficacy and safety of strontium ranelate in the treatment of knee osteoarthritis: results of a double-blind randomised, placebo-controlled trial. Ann Rheum Dis. 2014 Feb, 73 (2)
  • Braham R., Dawson B. (2003). The effect of glucosamine supplementation on people experiencing regular knee pain. Br J Sports Med. 2003 Feb,37(1), 45-9.
  • Clegg D.O., Reda D.J. (2006). Glucosamine, chondroitin sulfate, and the two in combination for painful knee osteoarthritis. N Engl J Med. 2006 Feb, vol.354, (8), 795-808.
  • Sawitzke A.D., Shi H. (2010). Clinical efficacy and safety of glucosamine, chondroitin sulphate, their combination, celecoxib or placebo taken to treat osteoarthritis of the knee: 2-year results from GAIT. Ann Rheum Dis. 2010 Aug 69 (8),1459-64.

 

INDICE

-Puedes inscribirte a nuestra Newsletter para no perderte ningún capítulo en las próximas semanas-LINK – http://itramed.com/blog/

Los suplementos para las articulaciones – Parte 1 – INTRODUCCION

Los suplementos para las articulaciones – Parte 2 – CONDROTIN SULFATO

Los suplementos para las articulaciones – Parte 3 – SULFATO DE GLUCOSAMINA

SUBIR