INYECCIONES DE CORTICOIDES EN LAS ARTICULACIONES Y EN LA ARTROSIS

por / viernes, 05 mayo 2017 / Publicado enARTROSIS

El deterioro del cartílago articular en la artrosis por inyecciones de corticoides

La característica distintiva de la artrosis es la descomposición en el cartílago articular de articulaciones como la rodilla y la cadera. Tanto la investigación animal como la humana han demostrado consistentemente que las inyecciones de corticoides en las rodillas normales y degeneradas aceleran el proceso artrósico.

Un resumen de los efectos de los corticoides intraarticulares en el cartílago articular incluye:

  • Disminución de la síntesis de proteínas y de la matriz extracelular
  • La apariencia hialina de la matriz se convierte en fibrótica
  • Formación de conglomerados de colágeno
  • Alteración de la forma de los condrocitos
  • inhibición de la proliferación de los condrocitos
  • Deterioro de la superficie articular incluyendo edema, fisuras, ulceración y erosiones
  • Inhibición del metabolismo del cartílago articular
  • Necrosis del cartílago articular
  • Adelgazamiento del cartílago articular
  • Disminución del crecimiento y reparación del cartílago
  • Formación de quistes de cartílago articular
  • Y finalmente destrucción del cartílago articular.

49acf5adeef64a57a8dd42670b75a80a

Las inyecciones intraarticulares corticoides aceleran el proceso degenerativo artrósico. Debido a esta posibilidad, organizaciones como el Colegio Americano de Reumatología reconocen:

Generalmente se recomienda, aunque no está bien respaldado por los datos publicados, que la inyección de corticoides en una articulación dada no se realice más de tres o cuatro veces en un año determinado Debido a la preocupación sobre el posible desarrollo del daño progresivo del cartílago a través de inyección repetida en las articulaciones que soportan el peso “.

Es la opinión de este autor que no hay duda de que el aumento de la artrosis, así como el número de reemplazos de cadera y rodilla puede ser también un resultado directo de las inyecciones de corticoides en estas articulaciones. Journal of Prolotherapy. 2009; 1 (2): 107 – 123. http://journalofprolotherapy.com/the-deterioration-of-articular-cartilage-in-osteoarthritis-by-corticosteroid-injections/

Conclusión del artículo

No hay evidencia clara de que los corticoides inyectados en la rodilla artrósica, la cadera u otras articulaciones tengan un beneficio a largo plazo. No obstante, existen pruebas definitivas de que los corticoides son nocivos para el cartílago articular. Las inyecciones de corticoides intraarticulares producen efectos deletéreos graves, tanto mecánicos como fisiológicos, en el cartílago articular y en la articulación.

La mayoría de estos cambios están relacionados con la dosis. Los efectos catabólicos (destructivos) de los corticoides intraarticulares incluyen una disminución masiva en la síntesis de todos los principales componentes de la matriz del cartílago articular. La pérdida de glicosaminoglicanos, proteoglicanos, proteínas y colágeno de la matriz conduce a la ruptura final del cartílago articular.

El resultado neto de las inyecciones conjuntas de corticoides es una aceleración del proceso artrósico que se manifiesta en el espectacular aumento de los casos de artrosis de la rodilla y la cadera y subsecuentes reemplazos de la articulación. – LO CONOCEMOS DESDE HACE CASI 50 AÑOS –  Hace casi ya cincuenta años, en un editorial del volumen británico del Journal of Bone and Joint Surgery, Sweetnam declaró:

“Ahora tenemos pruebas, tanto clínicas como experimentales, de que aparte del reconocido peligro de infección, las inyecciones intraarticulares de corticoides, ciertamente , si se repiten, pueden ser perjudiciales, pero la práctica ha continuado. ¡Creemos que esto debería de parar ya!” (1).

– LAS SOCIEDADES CIENTIFICAS LO ADMITEN –  Este sentimiento es reiterado por la Sociedad Internacional de Artroscopia, Cirugía de la Rodilla y Medicina del Deporte (ISAKOS) que declara:

Aunque es una técnica extremadamente útil, el uso intermitente de cortisona intraarticular debe ser utilizado con precaución. Los riesgos potenciales de provocar la degeneración del cartílago hialino, los peligros que se relacionan con las infecciones articulares y las limitaciones de la cortisona deben ser discutidos y revelados por completo con el paciente “(2,3).

En resumen, las inyecciones de corticoides intraarticulares degeneran el cartílago articular en la artrosis. Los estudios no han demostrado ningún beneficio a largo plazo en la artrosis y se ha ofrecido evidencia científica sustancial de lo contrario, es decir, que las secuelas a largo plazo de las inyecciones de corticoides en las articulaciones degeneradas acelera el proceso artrósico. – LAS PUBLICACIONES CIENTIFICAS LO AVALAN –  kneeosteoarthritists1667716_1040145A pesar de su uso generalizado, existen pruebas científicas sustanciales para disuadir tanto a los clínicos como a los pacientes de usar corticoides intraarticulares en el tratamiento de la osteoartritis. El uso continuado de inyecciones de corticoides intraarticulares en el tratamiento de las articulaciones osteoartríticas es, por tanto, totalmente desaconsejable.

 

 

BIBLIOGRAFIA

  1. Sweetnam R. Editorial. Corticosteroid arthropathy and tendon rupture. J Bone Joint Surg Br.1969;51:397-398.
  2. Stanish W. A degenerative knee: how to keep them physically active. International Society of Arthroscopy, Knee Surgery & Orthopaedic Sports Medicine. Available at: http://www.isakos.com/innovations/degknee.aspx.
  3. Postume P, et al. The intraarticular and periarticular use of corticosteroid in knee and shoulder. Clin J Sport Med.1994;4:155-159.

 

SUBIR

Porque  nos importas y queremos ofrecerte de forma exclusiva novedades sobre nuestros servicios y tratamientos

¡La suscripción se ha realizado con éxito! ¿Estas listo para recibir contenido exclusivo de ITRAMED?

UA-108379412-1