LESIONES DE RODILLA MÁS FRECUENTES EN NIÑOS O ADOLESCENTES

por / miércoles, 25 octubre 2017 / Publicado enLESIONES DE RODILLA
Lesion rodilla niño

¿CUALES SON LAS LESIONES DE RODILLA MÁS FRECUENTES EN UN NIÑO O EN UN ADOLESCENTE?

El aumento de la actividad deportiva en niños es cada día más frecuente. Les intentamos inculcar los beneficios de la actividad deportiva desde los primeros años de colegio hasta en actividades extra-escolares. Les vemos caerse y levantarse como si nada les hubiera pasado, pero en ocasiones lo niños y adolescentes también se lesionan.

Enfermedad Osgood Schlatter

Enfermedad Osgood Schlatter

La lesión de rodilla no traumáticas más habituales en niños y adolescentes que vemos en la consulta es la enfermedad de Osgood Schaltter. Es una alteración en el cartílago de crecimiento de la parte delantera de la tibia (tuberosidad anterior tibial) que provoca una fragmentación de la parte ósea produciendo inflamación y dolor. Generalmente aparece en niños activos deportivamente.

Las lesiones de rodilla traumáticas que con más frecuencia vemos son la rotura del ligamento cruzado anterior (LCA) y la luxación de la rotula. Dichas lesiones provocan dolor, inflamación y en ocasiones bloqueo de la rodilla, y  además se añade la inestabilidad de rodilla.

¿CUALES SON LAS OPCIONES DE CURAR ESTAS LESIONES DE RODILLA EN UN NIÑO O EN UN ADOLESCENTE?

Tradicionalmente se sostenía la creencia de que cuando un niño o adolescente, que todavía no había terminado su crecimiento, sufría una lesión de rodilla, la mejor opción era esperar a que terminase el crecimiento y alcanzar la madurez esquelética para así realizar una técnica propia de los adultos.Sin embargo, en los últimos años los estudios han demostrado y han puesto de manifiesto el hecho de que dejar sin reparar una rodilla lesionada en una persona en crecimiento conlleva un número de lesiones posteriores mayor que en los casos en los que se realiza una reparación temprana de dichas lesiones.

Respecto a la Enfermedad de Osgood Schaltter, al tratarse de una lesión de crecimiento, en la mayoría de las ocasiones se resuelve con reposo y analgésicos. En casos en los que el dolor persiste se realizan técnicas de proloterapia.

Posibles Tratamientos LCA

Posibles Tratamientos LCA

En cuanto a las lesiones traumáticas de rodilla es frecuente la historia de un niño o adolescente que sufre una lesión realizando su actividad deportiva y pasa desapercibida como “un esguince de rodilla”. Si las molestias tras el traumatismo persisten durante días es recomendable la valoración precoz por un especialista.

Si el diagnóstico de lesión de ligamento cruzado anterior es precoz (entre las primeras 6 semanas), debido al potencial regenerativo de los niños y adolescentes, en el caso de tener una rotura parcial o completa no retraída se puede realizar una técnica mediante infiltración de células madre mesenquimales en la vaina del ligamento para promover la regeneración del mismo. En el caso de una rotura completa retraída la técnica quirúrgica indicada es la de reparación primaria de LCA que consiste en realizar un empalme mediante unos implantes y suturas del ligamento anclándolo en su sitio original. En esta técnica además se asocian terapias regenerativas (plasma rico en plaquetas o factores de crecimiento)para asegurar la cicatrización e integración del ligamento.

En el caso de no poder realizar la reparación primaria, se opta por la reparación mediante sustitución del ligamento cruzado anterior (LCA) por un injerto de tendones del propio paciente generalmente extraídos de los tendones isquiotibiales a partir de una técnica quirúrgica artroscópica específica. Igualmente se asocian terapias regenerativas (plasma rico en plaquetas o factores de crecimiento) para asegurar la cicatrización e integración del ligamento. Es importante que los tratamientos en edades de crecimiento estén adaptadas a cada edad. Lógicamente no podemos utilizar las mismas técnicas quirúrgicas en adultos que en personas en crecimiento donde la madurez esquelética todavía no ha terminado. Además, es de gran importancia que el médico responsable que trata a dichos pacientes esté entrenado y actualizado en las diversas técnicas quirúrgicas adaptadas a cada edad y a cada tipo de paciente según sus requerimientos y sobre todo según su anatomía y su madurez esquelética.

Y por último, en las lesiones de luxación recidivante de rótula el ligamento femoro-patelar medial de la rodilla, el cual da la estabilidad a la rótula y la mantiene en su sitio, está roto o se encuentra dañado por lo que la función de sujección de la rótula es insuficiente. En estos casos en los que se repiten los episodios frecuentemente es recomendable la reparación artroscópica del ligamento femoro-patelar medial mediante un injerto de tendones del propio paciente generalmente extraídos de los tendones isquiotibiales. Igual que en casos anteriores, al existir un injerto asociamos terapias biológicas (plasma rico en plaquetas o factores de crecimiento) para la cicatrización e integración del mismo.

Servicio de Traumatología ITRAMED

SUBIR
UA-108379412-1