Los suplementos para las articulaciones – Parte 5 – ÁCIDO HIALURÓNICO VÍA ORAL

por / miércoles, 17 mayo 2017 / Publicado enNUTRICIÓN Y SUPLEMENTACIÓN

Los suplementos para las articulaciones – Parte 5

– ÁCIDO HIALURÓNICO VÍA ORAL –

 

El ácido hialurónico (HA) es un polisacárido de la familia de los glucosaminoglicanos (GAAc HialuronicoG), que aporta una función estructural en nuestro organismo. De textura viscosa, está presente en el líquido sinovial de las articulaciones, el humor vítreo de los ojos y el tejido conjuntivo de numerosos organismos. Es un importante glicosoaminoglicano en la homeostasis articular, es decir, en la regulación de procesos metabólicos que modifican el equilibrio estructural de las articulaciones. En los seres humanos destaca su concentración en las articulaciones, los cartílagos y la piel. Presenta la propiedad de retener gran
des cantidades de agua, aportando lubricación y amortiguación en las articulaciones.

Además, en las aplicaciones farmacéuticas de numerosos países se utiliza como cicatrizante de heridas y úlceras de decúbito en forma de aplicación tópica.

En medicina su utilización más habitual es como material de relleno en cirugía y odontología estética y como suplemento nutricional para las articulaciones en tratamientos por dolores en las mismas o con artrosis y para mejorar las características de la piel y del tejido conjuntivo o conectivo.

El mecanismo de acción en formulaciones de ácido hialurónico inyectado en las articulaciones es la viscosuplementación, de forma que se promueva la producción endógena de hialurónico, con el objetivo de evitar la excesiva fricción articular, además de disminuir la inflamación y la destrucción de las articulaciones en personas con artrosis grado I-II (según la escala de valoración de la artrosis de Kellgren y Lawrence). Su objetivo es también facilitar la mejora del dolor y la rigidez articular de los pacientes con artrosis.

En cuanto al mecanismAcido hialuronico - Imagen boteo de acción del ácido hialurónico de forma oral generalmente se considera que es difícil para nuestro organismo absorber un polisacárido. El ácido hialurónico no se absorbe en el cuerpo como un polímero de alto peso molecular después de la ingestión. Una prueba utilizando células de un modelo de epitelios intestinales reveló que el HA con un peso molecular alto rara vez se absorbe. Por el contrario, la cantidad de HA absorbida por las células del epitelio intestinal aumenta a medida que el peso molecular de HA disminuye (1).

Sin embargo, Kurihara y cols. informaron de que el HA se descompone en 2-6 fragmentos de polisacáridos por bacterias, y estos polisacáridos son parcialmente absorbidos en el cuerpo por el intestino delgado (2). Después de la descomposición de la HA por las bacterias a una forma de bajo peso molecular, se sabe que los polisacáridos libres migran hacia las articulaciones y otros tejidos (3). Estos estudios sugieren, por tanto, que el HA es absorbido por el cuerpo; Sin embargo, se necesitan más estudios para aclarar los efectos de la vía de absorción en el alivio del dolor en la artrosis.

Evidencia científica

Dolor (evidencia científica C). Se han obtenido resultados que han demostrado que la administración oral de ácido hialurónico puede tener efectos terapéuticos beneficiosos en pacientes con artrosis temprana reduciendo significativamente el dolor. En el estudio de Ricci M. y cols. concluyen con la mejora del dolor en dichos pacientes, a pesar de las limitaciones en el estudio y los dispares resultados en los dos grupos de población estudiados (menos de 60 años y más de 60 años) (4)

En un estudio de Gallucio F y cols. utilizaron fármacos SYSADOA (“Symptomatic slow-acting drugs in osteoarthritis” – fármacos capaces de modificar lentamente los síntomas de la artrosis de manera independiente a los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), analgésicos u otras opciones terapéuticas.) compuestos por una combinación de ácido hialurónico, condroitín sulfato y matriz de queratina. A los 2 meses del comienzo del estudio los datos demuestran una acción rápida que reduce el dolor y mejora la función articular y la rigidez en la artrosis de rodilla sintomática temprana. (5)

Hatayama y cols. en un estudio donde trataron a 24 pacientes japoneses con dolor crónico de rodilla, con un compuesto que contiene HA o placebo durante 2 semanas. El grupo de HA mostró una mejora significativa en el dolor de rodilla y la incomodidad en comparación con el grupo placebo (6).

Sato y cols. informaron de un estudio en el que a 37 estadounidenses con artrosis de rodilla se les administró HA por vía oral (200 mg/día) o placebo durante 8 semanas con los resultados en los que los síntomas mejoraban significativamente en el grupo HA comparado con el grupo placebo (7).

En 2015, Jensen y cols. realizaron un estudio en el que se administró una mezcla líquida de HA o placebo durante 4 semanas a pacientes con artrosis de rodilla. El dolor en la rodilla mejoró significativamente en el grupo HA en comparación al grupo placebo (8).

Inflamación (Evidencia científica C). Möller y cols. realizaron un estudio de cohortes retrospectivo en España en el que se comparó HA con el fármaco analgésico paracetamol. Sesenta y nueve pacientes con artrosis de rodilla y sinovitis recibieron una compuesto que contenía HA o Paracetamol durante 6 meses. La ecografía demostró que se redujo significativamente la inflamación del tejido sinovial de la rodilla en el grupo HA comparado con el grupo paracetamol, y el número de casos graves de derrame de líquido sinovial (inflamación articular) se redujo significativamente en el grupo HA comparado con el grupo paracetamol. (9)

En 2015, Nelson y cols. trataron a 40 pacientes con artrosis de rodilla con una mezcla oral de HA o placebo durante 3 meses. Se observaron mejoras de dolor significativas en el grupo de HA en comparación con el grupo placebo. Un análisis del suero sanguíneo y del líquido sinovial demostró que los niveles de citoquinas inflamatorias aumentaron significativamente en el grupo placebo y disminuyeron significativamente en el grupo HA. En dicho análisis demostraron que la ingesta oral de HA es útil especialmente en pacientes obesos para tratar a la artrosis (10).

Tras la revisión, vemos que existe gran variedad de estudios sobre el ácido hialurónico por vía oral muy dispares y con poca evidencia. Además, son escasos los estudios que realizan la investigación con HA puro, existiendo mayor evidencia científica en la aplicación de ácido hialurónico en modo de inyección intra-articular.

 

Bibliografia

  • Hisada N., Satsu H. (2008). Low-Molecular-Weight Hyaluronan Permeates through Human Intestinal Caco-2 Cell Monolayers via the Paracellular Pathway. Biosci Biotechnol Biochem, (72), 1111–4.
  • Kurihara H., Kawada C., (2014). Absorption and effect on the skin of oral hyaluronan. Nutrition Journal, (13) 70.
  • Ishibashi G., Yamagata T., (2002). Digestion and fermentation of hyaluronic acid. Journal for the integrated study of dietary habits, vol.13 (2),107–11.
  • Ricci M., Micheloni G.M. (2016). Clinical comparison of oral administration and viscosupplementation of hyaluronic acid (HA) in early knee osteoarthritis. Musculoskelet Surg.
  • Galluccio F., Barskova T. (2015). Short-term effect of the combination of hyaluronic acid, chondroitin sulfate, and keratin matrix on early symptomatic knee osteoarthritis. Eur J Rheumatol, vol.2 (3), 106-108.
  • Hatayama T., Nagano M. (2008). The effect of a supplement on knee pain and discomfort evaluated by visual analogue scale (VAS): a randomized, double-blind, placebo-controlled study. Kenko-shien, (10), 13–7.
  • Sato T., Iwaso H. (2009). An Effectiveness study of hyaluronic acid Hyabest® (J) in the treatment of osteoarthritis of the knee on the patients in the United State. Journal New Rem & Clin., (58), 551–8.
  • Jensen G.S., Attridge V.L. (2015). Oral intake of a liquid high-molecular-weight hyaluronan associated with relief of chronic pain and reduced use of pain medication: results of a randomized, placebo-controlled double-blind pilot study. Journal Med Food. (18), 95–101.
  • Möller I., Martinez-Puig D. (2009). Oral administration of a natural extract rich in hyaluronic acid for the treatment of knee OA with synovitis: a retrospective cohort study. Clin Nutr Suppl., (4), 171–2.
  • Nelson F.R., Zvirbulis R.A. (2015). The effects of an oral preparation containing hyaluronic acid (Oralvisc®) on obese knee osteoarthritis patients determined by pain, function, bradykinin, leptin, inflammatory cytokines, and heavy water analyses. Rheumatol Int., (35), 43–52

 

INDICE

-Puedes inscribirte a nuestra Newsletter para no perderte ningún capítulo en las próximas semanas-LINK – http://itramed.com/blog/

Los suplementos para las articulaciones – Parte 1 – INTRODUCCION

Los suplementos para las articulaciones – Parte 2 – CONDROTIN SULFATO

Los suplementos para las articulaciones – Parte 3 – SULFATO DE GLUCOSAMINA

Los suplementos para las articulaciones – Parte 4 – ASOCIACIÓN DE CONDROTIN SULFATO Y SULFATO DE GLUCOSAMINA

SUBIR

Porque  nos importas y queremos ofrecerte de forma exclusiva novedades sobre nuestros servicios y tratamientos

¡La suscripción se ha realizado con éxito! ¿Estas listo para recibir contenido exclusivo de ITRAMED?

UA-108379412-1