Los suplementos para las articulaciones – Parte 7 – Vitamina D

por / miércoles, 31 mayo 2017 / Publicado enNUTRICIÓN Y SUPLEMENTACIÓN

Los suplementos para las articulaciones – Parte 7 – Vitamina D

 

VITAMINA D

La vitamina D, calciferol o antirraquítica, es un heterolípido del grupo de los esteroides. Es una provitamina liposobluble (soluble en grasas). La vitamina D es la encargada de la regulación del Vitmaina Dmetabolismo del calcio en los huesos. Además, inhibe las secreciones de la hormona paratiroidea (PTH) desde la glándula paratiroides, afectando al sistema inmune por su rol inmunosupresor, estimular la fagocitosis celular y por su actividad antitumoral.

Su obtención puede llevarse a cabo mediante:

  • La ingesta de alimentos ricos en vitamina D: Muy pocos son los alimentos que contienen esta vitamina de forma natural. Las fuentes alimentarias ricas en vitamina D son los pescados grasos (salmón, atún y caballa), hígado vacuno, queso y la yema de huevo.

  • Los alimentos fortificados (enriquecidos) con vitamina D: Los más comunes son la leche con vitamina D (distintas marcas comerciales), ciertos cereales para el desayuno y algunas marcas de jugos de naranja, yogures, margarinas y bebidas a base de soja que contienen vitamina D agregada.

  • La transformación del colesterol por la exposición a los rayos solares UV.

El déficit de vitamina D puede estar asociada al consumo de una dieta no equilibrada, además de una inadecuada exposición solar. También puede estar relacionado con las alteraciones de la microbiota intestinal, provocando una mala absorción. Además, en algunos casos, existen alteraciones metabólicas que limitan la conversión de Vitamina D en sus metabolitos activos (como el 1,25-dihidroxivitamina D2 o el 1,25-dihidroxivitamina D3).

Vitmaina D - Imagen boteLa deficiencia de la vitamina D ocasiona disminución de la mineralización ósea, conduciendo a enfermedades de los huesos, tales como el raquitismo en niños (malformaciones oseas) y la osteomalacia en los adultos. Incluso se asocia con la aparición de osteoporosis. Sin embargo, en dosis muy altas (dosis por encima de 1000 μg (40.000 UI/día), puede conducir a una hipercalcemia (favoreciendo la calcificación de los vasos sanguíneos y de los tejidos en el corazón, el riñón y otros órganos; además de náuseas, estreñimiento y deshidratación), hipercalciuria (posibilitando la aparición de cálculos renales), hipertensión, menor apetito y disminución peso corporal. La toxicidad de la vitamina D puede ocurrir por una elevada suplementación, pero no por la ingesta dietética. La exposición prolongada al sol tampoco da lugar a toxicidad de la vitamina D. (1)

En poblaciones con riesgo de osteoporosis, el déficit de vitamina D tiene una elevada prevalencia y un efecto significativo en el deterioro de la integridad ósea (2).

La vitamina D tiene un papel importante en el mantenimiento de órganos y sistemas a través de múltiples funciones, tales como:

  • La regulación de los niveles de calcio y fósforo en sangre, promoviendo la absorción intestinal de los mismos a partir de los alimentos

  • La reabsorción de calcio a nivel renal. Todo ello contribuye a la formación y mineralización ósea, siendo esencial para el desarrollo del esqueleto. (3)

 

Evidencia científica

Riesgo de fractura ósea (Evidencia científica B). En la prevención de fracturas (a excepción de las fracturas vertebrales) con suplementación de vitamina D se observa una correlación positiva entre las concentraciones en sangre de la vitamina D y la densidad ósea a nivel de la cadera, reduciendo el riesgo de fracturas de cadera en al menos un 20% para las personas mayores de 65 años. (4,5) En años posteriores se ha observado, en una revisión de los artículos de Bischoff-Ferrari y cols., que la vitamina D oral parece reducir el riesgo de fracturas de cadera sólo cuando se añaden, además, suplementos de calcio. (6)

Dolor (Evidencia científica C). La suplementación con vitamina D durante 2 años a una dosis suficiente para elevar los niveles en sangre de vitamina D (concretamente de su metabolito activo 25-hidroxivitamina D) a más de 36 ng/ml, en comparación con placebo, no redujo el dolor en la rodilla en pacientes con artrosis sintomática de rodilla. (7,8)

Síntomas de artrosis (Evidencia científica C). En los artículos anteriores de McALindon T y cols. (7) y Jin X. y cols. (8) no se observó tampoco una reducción de la pérdida de volumen de cartílago en pacientes con gonartrosis sintomática. El estudio de VIDEO (Vitamin D Effects on OA) (9) fue diseñado por Arden NK. y cols. para determinar si la intervención con la suplementación de vitamina D puede retardar la progresión de esta enfermedad y aliviar el dolor en la rodilla. La suplementación con vitamina D no consiguió una reducción del dolor, de la rigidez o de la pérdida funcional durante un período de 3 años. Sobre la base de estos hallazgos, estos autores consideran que la suplementación con vitamina D no tiene ningún papel en el manejo de la artrosis de rodilla.

Los resultados obtenidos por la suplementación con vitamina D en el tratamiento de la artrosis son muy variables y no permiten establecer una clara correlación entre dosis utilizada y resultado clínico obtenido. Son escasos los estudios recientes (de 2010 a 2017) que abordan la suplementación con vitamina D como tratamiento en la artrosis. Por otro lado, la suplementación de vitamina D se evidencia que tiene un relación con la prevención de fracturas óseas.

 

Bibliografía

  • Palermo N.E., Holick M.F. (2014). Vitamin D, bone health, and other health benefits in pediatric patients. J Pediatr Rehabil Med., 7 (2), 179-92.
  • Mezquita P., Muñoz M. (2002). Elevada prevalencia de déficit de vitamina D en poblaciones con riesgo de osteoporosis: un factor relevante en la integridad ósea. Medicina Clínica, vol.119 (3), 85.
  • Johnson L.E. (2016). Vitamin D: The Merck Manual of Diagnosis and Therapy. Last full review/revision. http://www.msdmanuals.com/professional/nutritional-disorders/vitamin-deficiency,-dependency,-and-toxicity/vitamin-d
  • Benito P., Monfort J. (2002). Efecto de los hidrolizados de colágeno sobre cultivos de condrocitos humanos. http://www.bagochile.cl/wp-content/uploads/2015/11/Benito-2002.pdf
  • Benito-Ruiz P., Camacho-Zambrano M.M. (2009). A randomized controlled trial on the efficacy and safety of a food ingredient, collagen hydrolysate, for improving joint comfort. Int J Food Sci Nutr (2), 99–113.
  • Bischoff-Ferrari H.A., Wong W.C. (2005). Fracture prevention with vitamin D supplementation: a meta-analysis of randomized controlled trials. JAMA, vol.293 (18), 2257- 2264.
  • McAlindon T., LaValley M. (2007). Effect of vitamin D supplementation on progression of knee pain and cartilage volume loss in patients with symptomatic osteoarthritis: a randomized controlled trial. , vol.309 (2), 155-62.
  • Jin X., Jones G. (2016). Effect of Vitamin D Supplementation on Tibial Cartilage Volume and Knee Pain Among Patients With Symptomatic Knee Osteoarthritis: A Randomized Clinical Trial. , vol.315 (10), 1005-13.
  • Arden N.K., Cro S. (2016). The effectof Vitamin D supplementation on knee osteoarthritis, the VIDEO study; a randomised control trial. Osteoarthritis Cartilage., vol.24 (11)1858-1866.

 

INDICE

-Puedes inscribirte a nuestra Newsletter para no perderte ningún capítulo en las próximas semanas-LINK – http://itramed.com/blog/

Los suplementos para las articulaciones – Parte 1 – INTRODUCCION

Los suplementos para las articulaciones – Parte 2 – CONDROTIN SULFATO

Los suplementos para las articulaciones – Parte 3 – SULFATO DE GLUCOSAMINA

Los suplementos para las articulaciones – Parte 4 – ASOCIACIÓN DE CONDROTIN SULFATO Y SULFATO DE GLUCOSAMINA

Los suplementos para las articulaciones – Parte 5 – ÁCIDO HIALURÓNICO VÍA ORAL

Los suplementos para las articulaciones – Parte 6 – CURCUMINA

SUBIR
UA-108379412-1