Rotura del manguito rotador no reparable

por / jueves, 21 diciembre 2017 / Publicado enLESIONES HOMBRO

El manguito rotador del hombro es una estructura compuesta por 4 tendones que “abrazan” al hombro y le permiten hacer los 360º de movilidad. Resulta ser una articulación muy compleja cuando se lesiona debido a los múltiples movimientos y funciones que desempeña.

Una rotura masiva del manguito provoca principalmente una limitación de la movilidad del brazo, además de ir acompañado de dolor, curiosamente un dolor menos intenso que cuando existe una rotura parcial de uno de los tendones. Es una lesión mucho más común en las personas mayores, siendo poco frecuente en un paciente joven (por debajo de 60 años de edad).

Entonces, ¿qué diferencia hay entre una rotura del manguito rotador y una rotura masiva?

Cuando existe una rotura masiva del manguito rotador hablamos de desgarros mayores de 5 cm de tamaño e implican al menos los componentes del tendón supraespinoso y el tendón infraspinoso del manguito rotador.

Ahora se reconoce que los desgarros masivos ocurren en pacientes con degeneración tendinosa y atrofia del manguito rotador. La causa de esto puede estar relacionada con la edad, tener componente genético o una combinación de ambos. Además, una caída o lesión leve puede evolucionar a una extensión del desgarro tendinoso provocando una rotura masiva. Esto conduce a la debilidad y dolor del hombro. Esto a menudo es extremadamente incapacitante.

Además del daño del tendón, los músculos también degeneran. Se cree que esto se debe al desuso del músculo, el envejecimiento y el daño celular programado (heredado). Este proceso aparece como atrofia muscular (desgaste del músculo) e infiltración grasa del músculo (reemplazo del músculo por tejido graso).

 

 

La reparación quirúrgica de los desgarros masivos del manguito rotador no es tan exitosa como las roturas pequeñas o moderadas (<5cm). Esto es porque:

  • La curación del tendón degenerado no es buena
  • Si hay más grasa que músculo en el vientre muscular, el proceso de curación y recuperación funcional no se produce después de la reparación
  • El nervio que alimenta a los músculos del manguito rotador (suprascapular) puede estar dañado, ya que se comprime cuando los músculos se retraen. Esto también puede conducir a una mayor atrofia muscular e infiltración grasa.

Esto significa que incluso si el tendón técnicamente puede ser fijado en su lugar por su cirujano, no puede cicatrizar y funcionar.

La reparación directa del tendón en estos desgarros degenerativos masivos tiene una tasa de fracaso alta, superior al 50%. Si la infiltración grasa y el tamaño del desgarro son demasiado grandes, entonces una reparación es a menudo inútil. En estas situaciones, las opciones se enumeran a continuación.

La decisión sobre qué tratamiento utilizar va a depender de la edad del paciente, la salud médica general, el tiempo de la lesión, los requisitos funcionales, la experiencia del cirujano y las instalaciones disponibles.

 

Los tratamientos de una rotura masiva de manguito rotador

Programa de rehabilitación deltoidea – entrenamiento del músculo deltoides para hacerse cargo de las funciones de los músculos del manguito rotador lesionados. Con frecuencia combinamos esto con una inyección de nervio suprascapular para el alivio del dolor.

Infiltraciones – para el alivio del dolor, combinado con un programa de rehabilitación del deltoides. Los esteroides son un antiinflamatorio fuerte, pero sólo tienen un beneficio a corto plazo y existe el riesgo de un mayor debilitamiento de los tendones con inyecciones repetidas. En ocasiones se utilizan infiltraciones de plasma rico en plaquetas para conseguir un efecto antiinflamatorio.

Reparación del tendón con materiales biológicos (quirúrgico) – se han desarrollado muchos nuevos materiales biológicos para tratar de aumentar y tratar de mejorar la curación del manguito de los rotadores. Existe tejidos liofilizados los cuales sustitutyen al tendón roto y retraido. Esta tecnología es relativamente nueva y no se utiliza ampliamente, y los beneficios aún no están claros debido a los estudios clínicos insuficientes hasta el momento.

Procedimientos de Transferencia de Músculo (quirúrgico) – Esta cirugía implica mover un músculo fuerte de su posición original a la articulación del hombro para mejorar ciertas funciones del hombro. Esto sólo se utiliza en ciertos casos, principalmente las personas más jóvenes que tienen trabajos exigentes.

Descompresión subacromial artroscópica, desbridamiento y tenotomía bíceps (quirúrgico) – esta operación es eficaz en más de un 80% para resolver el dolor en personas con un desgarro masivo del manguito, sin embargo, no es eficaz para mejorar la función o la fuerza del hombro. Consiste en ampliar el espacio subacromial mediante un fresado o limado del acromión, además se realiza una limpieza de tejido inflamatorio y se rompe voluntariamente el tendón del biceps.

Procedimiento de colocación espaciador subacromial (quirúrgico)– una nueva técnica que ha mostrado resultados muy buenos en cuanto a recuperación de movilidad y disminución del dolor. Consiste en la colocación por vía artroscópica de un balón relleno de suero fisiológico que actúa como un espaciador entre la cabeza humeral y el acromión, evitando el roce subacromial provocado por el choque hueso con hueso.

Prótesis invertida de hombro (quirúrgico) – Esto se indica para una condición llamada “artropatía del manguito”. Esto es cuando el desgarro masivo se asocia con la artrosis de la articulación. Sólo se realiza en personas mayores, ya que la vida útil del reemplazo es probablemente limitada (aproximadamente 10 años), como última opción de tratamiento.

Para determinar el mejor tratamiento para cada individuo, se requiere una exploración adecuada y un examen minucioso por un cirujano experto el hombro. Las opciones de tratamiento y los resultados dependen de muchos factores (algunos de los cuales no se han mencionado anteriormente, como el tabaquismo, la edad, el trabajo, el cumplimiento de la rehabilitación, la experiencia del cirujano y terapeuta, etc.). Cualquiera que sea el tratamiento que se opte por los resultados y las metas deben ser realistas y la recuperación puede ser lenta. Las tasas de éxito promedio alrededor de 70-80% y puede tomar hasta un año para lograr plenamente la recuperación máxima.

 

Dr. Gonzalo Mora Gasque

Especialista en tratamiento del Hombro

Equipo de Traumatología y Medicina Regenerativa ITRAMED

SUBIR

Porque  nos importas y queremos ofrecerte de forma exclusiva novedades sobre nuestros servicios y tratamientos

¡La suscripción se ha realizado con éxito! ¿Estas listo para recibir contenido exclusivo de ITRAMED?

UA-108379412-1