LA LESION DE MESSI – FRACTURA DE RADIO Y LESION LIGAMENTOSA DE CODO

¿SE PUEDE RECUPERAR EN 3 SEMANAS?

El parte médico de los servicios médicos del fútbol club Barcelona han informado que Messi presenta una fractura de la zona proximal del radio. Indican que estará 3 semanas sin poder competir. De esta información se desprende lo siguiente:

-Al parecer se trata de una fractura estable que no precisa cirugía.

-Existe un componente de lesión de los ligamentos del codo ya que el tiempo de 3 semanas es el mínimo que precisan las estructuras ligamentosas para poder cicatrizar lo suficiente como para estabilizar la articulación.

-Una inmovilización prolongada en el codo suele provocar la rigidez de la articulación por lo que, probablemente, precise un programa de recuperación que combine la protección de la articulación y a la vez la movilización progresiva de la misma.

-En cualquier caso, una fractura no terminar de curar (consolidar) en 3 semanas, sino más bien en el doble de tiempo, como poco. Todo ello siempre que, como hemos de suponer, se trate de una fractura inestable.

-En este tipo de lesiones el pronóstico suele determinarlo la gravedad o intensidad de la lesión que se ha provocado a nivel de los ligamentos.

-Si finalmente todo lo que hemos supuesto fuera erróneo, a partir de lo que suponemos con la información del servicio médico del Barcelona, y fuera necesario una cirugía para el tratamiento de la fractura y de las lesiones ligamentosas, el tiempo de baja deportiva de Messi variaría en función de la estabilidad del codo obtenida durante la intervención.

En cualquiera de los supuestos que se han expuesto, tanto si el tratamiento es conservador como si fuera quirúrgico, existen herramientas biológicas que permiten acelerar parcialmente la regeneración y la curación de los tejidos, estimulando la capacidad natural de curación mediante el aporte de factores de crecimiento procedentes de las plaquetas del propio paciente. Esta tecnología se viene aplicando desde hace años en varios países, y especialmente en España donde se ha desarrollado la mayor parte de su investigación por los doctores Anitua y Sánchez.

Afortunadamente esta tecnología está disponible hoy en día para todo tipo de pacientes.