Entradas

El deterioro de las articulaciones con el paso de los años

El deterioro articular afecta principalmente al cartílago, hueso, ligamentos, tendones y otras estructuras específicas como los meniscos, disminuyendo la capacidad funcional y produciendo dolor.

Cuando se produce el deterioro del tejido específico provoca dolor, inflamación y limitación en las actividades habituales. Este deterioro no se produce de la noche a la mañana, se va  produciendo de forma progresiva con el uso de las articulaciones.

El deterioro articular está cada día más presente debido al aumento de la esperanza de vida en la población. El preservar de la mejor manera nuestras articulaciones y poder mantener una calidad de vida es nuestro objetivo.

Leer más

El dolor articular es una señal de alarma de nuestro cuerpo que nos advierte de la existencia de una amenaza o alteración musculoesquelética o nerviosa en nuestro organismo. En muchas ocasiones el dolor articular va acompañado de la inflamación.

 

¿Cuales son las causas del dolor articular?

Las principales causa de dolor son:

  • Deterioro de superficie articular o estructuras intrarticulares. Las articulaciones están recubiertas de cartílago. El cartílago en ocasiones sufre lesiones o simplemente un deterioro progresivo por el uso. Los principales síntomas son dolor e inflamación articular, y en casos más avanzados, como la artrosis, se caracteriza por un dolor en el comienzo de la marcha o al incorporarse o inciar el movimiento.

 

  • Fracturas o lesiones óseas. Las fracturas que se producen en articulaciones pueden tener origen traumático (tras una caída) o por sobreuso. Cuando hablamos de lesiones óseas por sobreuso la lesión que se produce en el hueso por exceso de carga son pequeñas fracturas  que no se aprecian en radiografías pero producen dolor intenso al realizar ejercicio de caminar o bajar escaleras.  En ocasiones la lesión en el hueso es producida por una falta de vascularización (necrosis), lo asemejamos a una caries en el diente, la cual no tiene riego sanguíneo y se deteriora provocando dolor intenso incluso en reposo y de aparición espontánea.

 

  • Inestabilidades articulares. Son lesiones crónicas de los ligamentos, los cuales sufrieron una lesión hace tiempo que les hizo cicatrizar elongados, y eso como consecuencia produce un “traqueteo” en la articulación que tras meses de la lesión, se manifiesta con un dolor de inicio insidioso y acumulativo, característico tras realizar una actividad mayor a la habitual.

Leer más