Entradas

Plasma rico en Plaqueta y MSC

¿Qué son el plasma rico en plaquetas y las células madre?

El Plasma Rico en Plaquetas o PRP es una mezcla de plaquetas concentradas y suero obtenidas de la sangre.

Su función principal es el aporte de proteínas con capacidad regenerativa procedentes del interior de las plaquetas y del plasma de la sangre en lesiones de ligamentos, tendones, meniscos y huesos para favorecer la cicatrización y regeneración de las lesiones de esos tejidos.

Los cirujanos han sabido durante años que la curación depende de las plaquetas. Estos componentes sanguíneos, muy pequeños, son ricos en factores de crecimiento y ayudan a formar un coágulo de sangre durante la lesión.

Cuando alguien se lesiona un área como un ligamento o un músculo, las plaquetas se filtran en la herida durante el sangrado que se produce normalmente.

A continuación, las plaquetas forman un coágulo de sangre para detener el sangrado y comienzan a liberar factores de crecimiento a la zona de la lesión para coordinar una respuesta de reparación

Dichas proteínas estimulan la acción de las células madre o MSC presentes en los tejidos de forma habitual.

Cuando existe una mayor pérdida de tejido o mayor deterioro en las articulaciones, tendones y ligamentos, hace falta un aporte suplementario de células, y en ese caso se utilizan las células madre, generalmente, asociándolas a factores de crecimiento procedentes de las plaquetas.

Durante la primera semana, actúan como “píldoras” que liberan o secretan diversos factores de crecimiento en determinados momentos. Estos factores de crecimiento realizan diferentes funciones como atraer a las células madre a la zona y estimular la formación de nuevos vasos sanguíneos para asegurar que el cuerpo puede llevar más sangre a la zona.

¿Cuál es el procedimiento habitual para su obtención?

El procedimiento de obtención del PRP se lleva a cabo mediante una muestra de sangre como si fuese una analítica de sangre habitual. Dichas muestras se introducen en una centrifugadora especial para concentrar plaquetas (generalmente 3-5 veces su concentración normal) y posteriormente seleccionarlas para su inyección. El proceso viene a durar unos 30 minutos.

 

El procedimiento de obtención de Células Madre es más complejo. Existen dos formas de obtener una mayor concentración de células madre mesenquimales: mediante una lipoaspiración de grasa de abdomen o mediante una aspiración de la médula ósea de la cresta iliaca o cadera posterior. El procedimiento es más largo y costoso. El proceso de obtención y procesado consta de aproximadamente una hora u hora y media.

 ¿A qué lo puedo asemejar para poder entenderlo de mejor forma?

Usando una metáfora de jardinería, sería lo mismo que si tenemos una planta que se lesiona. Todos sabemos que la colocación de un poco más de agua y de fertilizantes en el suelo puede ayudar a la planta a recuperarse. Las plaquetas son como fertilizantes, ya que los factores de crecimiento que ellas pueden liberar ayudan a acelerar la respuesta de reparación local.

Mientras que el PRP puede ayudar a reclutar a más células madre para la zona de la lesión, la terapia mediante la inyección de células madre es mucho más avanzada.

Para traumatología y ortopedia, en particular, si el PRP es como si añadiésemos fertilizantes y agua adicionales a la planta, las células madre mesenquimales (MSC) son como la colocación de nuevas semillas en la zona y la contratación de un jardinero. Las MSC son capaces de diferenciarse no sólo en el tejido nuevo que se pierde, sino también encargarse de la coordinación de la respuesta de reparación (para que las semillas y el jardinero puedan realizar su trabajo).

Por tanto, la terapia con MSC sería más apropiado para las enfermedades degenerativas, donde se ha perdido tejido (como la artritis crónica, las roturas parciales o degenerativas de tendones y  ligamentos, o un disco lumbar donde se rompen las fibras permitiendo que el disco sobresalga, entre otros).

Además, la preparación de laboratorio para la terapia de MSC es mucho más compleja que la del PRP.

 

Radiografía de artrosis de rodilla

LA ARTROSIS

DEFINICIÓN Y SÍNTOMAS

La artrosis es una de las principales causas de discapacidad del sistema musculo-esquelético en las sociedades occidentales y una de las mayores cargas económicas de los sistemas sanitarios. De manera progresiva y de forma crónica provoca dolor y perdida de la función de las articulaciones, reduciendo, a veces de forma dramática, la calidad de vida de los pacientes y su capacidad para trabajar.

La artrosis es el tipo de artritis más común que existe y consiste básicamente en un la presencia de dolor articular y alteración de la función de la articulación.

Se caracteriza principalmente por el desgaste y la degeneración del cartílago articular, la presencia de inflamación dentro de la articulación, en la membrana sinovial que la recubre por dentro, y el deterioro progresivo en los huesos y demás tejidos que rodean a la articulación.

PARA QUÉ SIRVE EL CARTÍLAGO

El cartílago articular actúa como una almohadilla, absorbiendo las cargas mecánicas y facilitando un movimiento de fricción en las articulaciones, lo que permite el deslizamiento de unos huesos sobre otros, dando origen al movimiento articular. La lesión del cartílago articular provoca la pérdida de la lubricación natural, aumentando el roce de las superficies articulares de los huesos y la formación de excrecencias óseas u osteofitos. En algunos casos los fragmentos de cartílago pueden desprenderse y permanecer flotando en el interior de la articulación, provocando irritación articular, inflamación y mayor daño estructural.

CÓMO Y POR QUÉ SE ORIGINA LA ARTROSIS

Lo mas frecuente es la artrosis primaria como resultado de la edad y el desgate asociado con el empleo de las articulaciones durante años, asociándose con frecuencia el sobrepeso y/o la presencia de deformidades angulares, especialmente al nivel de la rodilla. Se trata, por tanto, del envejecimiento natural de las articulaciones.

Otras posibles causas son:

  • Lesiones o traumatismos previos de las articulaciones.
  • Intervenciones previas sobre las articulaciones (Ej: Meniscos)
  • Infecciones.
  • Enfermedades inflamatorias crónicas (Ej: artritis reumatoide)

CUALES SON SUS SÍNTOMAS

Los principales síntomas de la artrosis son dolor, rigidez e inflamación de las articulaciones. La articulación afecta suele presentar limitación de la movilidad y puede existir también hipersensibilidad en la zona y deformidades óseas asociadas (muchas veces dichas deformidades son también las causantes iniciales de la artrosis). A veces la articulación puede provocar crujidos, lo cual se denomina crepitación. A su vez, cuando la articulación está muy afectada, pueden aparecer deformidades secundarias y progresivas

Tratamiento de la artrosis

 

¿Cuál es su tratamiento?

No existe, todavía, una terapia médica que permita curar la enfermedad.

“NUESTRO OBJETIVO ES PRESERVAR LAS ARTICULACIONES Y MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE NUESTROS PACIENTES”

El tratamiento debe ser global y escalonado (de menos a mas en función de la gravedad de la artrosis). Habitualmente se combina el escalón 1 con otros escalones.

ESCALÓN 1 – TRATAMIENTO CONSERVADOR NO FARMACOLÓGICO

  • Hábitos: modificación de actividades y control de peso
  • Soportes y ortesis (restablecer la estabilidad articular)
  • Fisioterapia:
  • Ejercicio moderado
  • Frio / Calor
  • Acupuntura
  • Tens (Transcutaneous Electrical Nerve Stimulation)
  • Ultrasonidos (tratamiento de lesiones inflamamatorias asociadas (tendinitis, bursitis, etc.).
  • Suplementos nutricionales (mantenimiento)
  • Colágeno hidrolizado
  • Magnesio
  • Cúrcuma

ESCALÓN 2 – FARMACOLÓGICO

  • Analgésicos (Paracetamol, Metamizol, Tramadol,…)
  • Cremas antinflamatorias (Capsaicina,…)
  • Antinflamatorios no esteroideos (AINES) vía oral (Ibuprofeno, Diclofenaco, Desketoprofeno, Celecoxib (Inhibidores Cox-2), …).
  • Corticoides por vía oral o intramuscular (en fases muy agudas de dolor o en enfermedades inflamatorias crónicas).
  • Fármacos “condroprotectores” (sulfato de glucosamina, condroitin sulfato, …)

ESCALÓN 3 – FARMACOLÓGICO INTRAARTICULAR

  • Inyecciones intra-articulares de corticoides
  • Inyecciones intra-articulares de ácido hialurónico

ESCALÓN 4 –TERAPIAS BIOLÓGICAS

ESCALÓN 5 – CIRUGÍA

  • Artroscopia, desbridamiento y lavado
  • Osteotomías
  • Prótesis articular
  • Parcial
  • Total

 

tratamiento-para-artrosis-viviendo-con-artrosis

FOLLETOS DE TECNICAS RELACIONADAS

Factores de crecimiento. Plasma Rico en Plaquetas. Qué es y cómo se obtiene.

Regeneración de Tejidos con Células Madre Mesenquimales.

Plasma Rico en Plaquetas. Factores de Crecimiento. Tipos y Formas de obtención.

 

Lipogems

El tratamiento de la artrosis de rodilla con células madre demuestra ser eficaz

El Dr Mora ha publicado recientemente los resultados de un ensayo clínico con células madre en artrosis en la prestigiosa revista médica Journal of Translational Medicine 2016 14:246  
Puede descargar el Artículo completo en inglés en formato PDF

La artrosis es una enfermedad en la que existe un deterioro progresivo del cartílago de las articulaciones, lo que a nivel de la rodilla provoca inflamación de las estructuras que la rodean (membrana sinovial) y la reacción del hueso por debajo del cartílago (hueso subcondral).

La inyección intraarticular de células madre de médula ósea en dosis de 100 millones de unidades mejora los síntomas de la artrosis de rodilla. Así lo han revelado los resultados de un ensayo clínico fase I-II aleatorizado, diseñado y dirigido por el Dr. Gonzalo Mora y desarrollado por especialistas de la Clínica Universidad de Navarra y del Complejo Universitario de Salamanca. El trabajo ha sido publicado recientemente en la revista científica «Journal of Translational Medicine».

Artículo Dr. Mora sobre Células Madre y Artrosis

Se incluyeron pacientes de entre 40 y 80 años, con un grado de artrosis en la rodilla de moderado a severo (grado II a grado IV) y se comparó el tratamiento intraarticular con células mesenquimales de médula ósea del propio paciente a dos dosis diferentes frente al tratamiento estándar sin células, simplemente con ácido hialurónico.

Los resultados del estudio probaron que el tratamiento con células mesenquimales con la dosis más elevada de células ofrecía, a los 12 meses, una mejora del dolor y menor limitación para las actividades diarias.

Ensayo clínico

En la artrosis se produce un desgaste progresivo del cartílago lo cual lleva a la aparición de dolor mecánico y rigidez, factores que influirán en la disminución gradual de la función articular. Se trata de una enfermedad muy frecuente, progresiva e incurable, y que se asocia en la mayor parte de los casos al envejecimiento. Su incidencia aumenta en proporción a la edad y al peso corporal, siendo la causa principal de prótesis total de cadera y rodilla que, a día de hoy, sigue siendo la última alternativa en los casos avanzados de artrosis.

Tal como se describe en el protocolo del ensayo clínico diseñado por el Dr. Gonzalo Mora, las células madre mesenquimales se obtienen mediante biopsia de la médula ósea del propio paciente. Tras un proceso de centrifugado, se consigue una reducida cantidad de células progenitoras que se cultivan y multiplican, y posteriormente son inyectadas en la rodilla.

v1El uso de las células madre en combinación con ácido hialurónico es un aspecto pionero y destacable de este ensayo clínico, así como la comparación entre las dos dosis diferentes de células administradas y la elevada dosis utilizada sin eventos adversos.

De acuerdo a los resultados obtenidos, «los pacientes con ácido hialurónico volvían pronto, con el paso de los meses, a la situación previa de dolor, mientras que el grupo con cien millones de células se encontraba mejor a medida que pasaban los meses, de forma que al final del seguimiento (al año de la administración del tratamiento) mostraban las mayores diferencias respecto a los otros dos grupos».

INFOGRAFICO - VIVIENDO CON ARTROSIS - www.itramed.com

FOLLETOS DE TECNICAS RELACIONADAS

Algunos Vídeos relacionados

Factores de Crecimiento. Plasma Rico en Plaquetas. Qué son y cómo se obtienen

Regeneración de tejidos con Células Madre Mesenquimalales

Plasma Rico en Plaquetas. Factores de crecimiento. Tipos y formas de obtención