Retrasos de consolidación de las fracturas y Pseudoartrosis. Plasma Rico en Plaquetas y Células Madre como alternativa al tratamiento quirúrgico



Hasta hace unos años, cuando existía un retraso de la consolidación en una fractura o cuando ya se producía una pseudoartrosis (flata de consolidación pasados 6 meses) la única opción de tratamiento que existía era la cirugía. La única forma de tratamiento consistía en una cirugía abierta en la que se reavivaban los bordes de la fractura para estimular la consolidación ósea, se aportaba injerto de hueso y se estabilizaba la fractura, habitualmente con placas y tornillos.

En la actualidad, el avance de la medicina regenerativa nos aporta alternativas satisfactorias en casos de retrasos de consolidación o pseudoartrosis. La utilización de plasma rico en plaquetas (factores de crecimiento), junto con la utilización de células madre ofrecen alternativas de tratamiento eficaces y mucho menos agresivos que las alternativas quirúrgicas tradicionales.

Utilización de Terapias Biológicas en fractura de húmero.

Pero, ¿a qué denominamos retraso de consolidación de una fractura y a qué denominamos pseudoartrosis?

El tratamiento inicial de una fractura puede ser conservador o quirúrgico. Paradójicamente, en ocasiones, la agresividad del tratamiento quirúrgico aumenta las posibilidades de que la fractura no consolide y se produzca una pseudoartrosis, al destruir durante la intervención una buena parte del aporte vascular para la fractura.

El retraso de consolidación de una fractura se define, de forma académica, como a aquella situación en la que, superados los 3 meses desde la fractura, el proceso de consolidación y la aparición de puentes óseos es menor al habitual.

Cuando hablamos de pseudoartrosis, hablamos de una falta de consolidación o de ausencia de puentes óseos en una fractura. Se describe que una fractura se convierte en pseudoartrosis tras no haber conseguido la consolidación superados los 6 meses desde el momento en que se produce la fractura.

La sintomatología tanto del retraso de la consolidación como de la pseudoartrosis producen principalmente  movimiento en el foco de la fractura, al no haber “soldado” el hueso, y con frecuencia dolor. En ocasiones se asocia crepitación y sensación de inestabilidad.

Proceso de consolidación de fracturas

 

¿Cómo ayuda la medicina regenerativa en ello?

Para realizar la elección de una u otra alternativa de tratamiento debemos estudiar los síntomas del paciente mediante una correcta y completa anamnesis y exploración física, el tiempo transcurrido desde la fractura y la valoración del estado de la fractura mediante radiografía estática y dinámica (para ver si se mueve el foco de fractura), y otras pruebas de imagen según se precise.

En el retraso de consolidación de una fractura la opción que utilizamos es la inyección de plasma rico en plaquetas (factores de crecimiento) en el foco de la fractura.

El plasma rico en plaquetas actúa en la fractura como un aporte de estímulos biológicos y una llamada de células presentes en la zona para estimular la regeneración ósea de la fractura. El plasma rico en plaquetas y los factores de crecimiento que se aportan crean un estímulo de las células óseas (osteoblastos) que se encuentran en la fractura y de esa forma favorecen el proceso de cicatrización ósea (consolidación de la fractura).

Habitualmente, en el protocolo que utilizamos realizamos 3 inyecciones de PRP (plasma rico en plaquetas) en el foco de fractura (1 vez a la semana durante 3 semanas) con control radiográfico o ecográfico.

 

Fractura de peroné con retraso de consolidación. Inyección en el foco de fractura con PRP

 

La utilización de plasma rico en plaquetas en el retraso de consolidación de las fracturas estimula y acelera la consolidación favoreciendo la creación del callo óseo

 

 

En el caso de una pseudoartrosis la alternativa no quirúrgica se basa en la utilización, en el foco de la fractura, de células madre mesenquimales obtenidas, generalmente de la médula ósea o de la grasa.

Las células madre mesenquimales actúan de varias formas en la pseudoartrosis, por una parte se aportan células con capcidad de formar hueso en el foco, pero fundamentalmente funcionan mediante señales celulares que crean una llamada a nuevas células óseas (osteoblastos) que no existen en el foco de fractura. Esta llamada a nuevas células hace que se inicie un nuevo proceso de regeneración y consolidación de la fractura.

Habitualmente tras realizar la primera inyección con células madre, se suplementan con inyecciones posteriores de plasma rico en plaquetas para favorecer el estímulo de consolidación de la fractura.

 

 

La utilización de células madre mesenquimales en pseudoartrosis favorece la aparición (mediante un efecto de llamada) de nuevas células óseas específicas para la regeneración y consolidación de la fractura

 

 

 

 

En conclusión, como hemos visto, el empleo de plasma rico en plaquetas y células madre de origen mesenquimal permite ofrecer una opción de tratamiento no quirúrgico, menos invasiva y con resultados favorables ya contrastados por la literatura científica.

 

Además, estás técnicas de medicina regenerativa pueden utilizarse tanto de forma independiente, como de aporte suplementario de estimulación de la regeneración ósea en el tratamiento quirúrgico de las fracturas

 

BIBLIOGRAFIA CIENTIFICA:

ACCEDER A PAGINA CON BIBLIOGRAFIA CIENTIFICA SOBRE CELULAS MADRE EN PSEUDOARTROSIS

(Muchos artículos accesibles a texto completo)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *