El deterioro de las articulaciones con el paso de los años

El deterioro articular afecta principalmente al cartílago, hueso, ligamentos, tendones y otras estructuras específicas como los meniscos, disminuyendo la capacidad funcional y produciendo dolor.

Cuando se produce el deterioro del tejido específico provoca dolor, inflamación y limitación en las actividades habituales. Este deterioro no se produce de la noche a la mañana, se va  produciendo de forma progresiva con el uso de las articulaciones.

El deterioro articular está cada día más presente debido al aumento de la esperanza de vida en la población. El preservar de la mejor manera nuestras articulaciones y poder mantener una calidad de vida es nuestro objetivo.

Causas más habituales del deterioro articular 

  • La edad
  • El sobrepeso u obesidad
  • El sobreuso y sobreefuerzo de las articulaciones (cargas excesivas de peso, trabajos que exigen caminar por terrenos irrregulares, estar de rodillas, movilizar pesos por encima de la cabeza…
  • Cirugías o lesiones previas en articulaciones
  • Enfermedades inflamatorias articulares

 

Articulaciones que más habitualmente se deterioran

Las articulaciones que más habitualmente se deterioran son la rodilla, la columna lumbar, las manos, el tobillo, el hombro y la cadera.

 

Qué produce el deterioro articular

  • Artrosis. El deterioro articular provoca principalmente degeneración del cartílago articular con afectación, en los casos más avanzados, a nivel óseo.
  • Inestabilidad articular. El traqueteo de las articulaciones debido a la falta de tensión de los ligamentos. Estos pierden la tensión que les permite sujetar las articulaciones en su situación normal. Debido a esta laxitud de los ligamentos la articulación sufre más en su interior provocando otros daños articulares.
  • Lesiones tendinosas. El deterioro de los tendones que ayudan a realizar movilidad en las articulaciones provocan inflamación y dolor. El deterioro puede ser una inflamación, la tendinitis, o una degeneración de la estructura del tendón, lo que denominamos tendinosis. En los casos de deterioro más importante, los tendones pueden sufrir roturas parciales o completas.

 

Escalera de Tratamiento del deterioro articular

En ITRAMED siempre intentamos que la cirugía sea la última opción de la escalera. Por lo que tenemos otras opciones antes sin necesidad de tener que llegar a la cirugía.

Gracias a la Medicina Regenerativa, hoy en día, las opciones de tratar la artrosis, la inestabilidad articular y las lesiones tendinosas son más amplias.

Plasma Rico en Plaquetas

La utilización de células madre mesenquimales obtenidas tanto de la grasa como de la médula ósea, son células con capacidad potencial de crear nuevas células similares a aquellas donde se  implantan. Se utiliza en los casos más avanzados de artrosis, y en aquellas lesiones tendinosas y ligamentosas donde existe un gran defecto.

Cuando utilizamos el plasma rico en plaquetas o los factores de crecimiento es generalmente en aquellas artrosis iniciales o moderadas, en  lesiones meniscales, y en las inflamaciones de los tendones, en tendinitis, y en aquellos casos más avanzados donde existe un cambio estructural, llamadas tendinosis.

Respecto a la proloterapia, es utilizada en casos en los que existe una inestabilidad articular debido a una laxitud de los ligamentos articulares, y en lesiones tendinosas y ligamentosas para fortalecer y crear más resistencia en dichas estructuras.

La utilización de células madre obtenidas de la grasa y de la médula ósea, plasma rico en plaquetas y proloterapia forman un amplio abanico de tratamiento de la degeneración articular sin necesidad de cirugía.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *