,

Luxación de Hombro

Cuando hablamos de la luxación de hombro, de forma habitual nos referimos a una luxación gleno-humeral por ser la que permite al brazo la rotación y el movimiento en todas las direcciones separándolo del cuerpo. La superficie de las articulaciones está recubierta de cartílago hialino, que puede resistir presiones elevadas. Los extremos de los huesos están rodeados por un espacio virtual que los separa, la cavidad articular, rellena de líquido sinovial para facilitar los deslizamientos, y rodeando el conjunto de la articulación se encuentra la cápsula articular.

El hombro está compuesta por tres huesos: la escápula o omóplato, la cabeza del húmero y la clavícula.

Cuando la cabeza del húmero, que es esférica, se sale de la cavidad glenoidea (que forma parte de la escápula) es cuando denominamos que existe una luxación de hombro.

Las luxaciones pueden tener varias direcciones en las que se salga la cabeza humeral:

  • Luxación anterior: la cabeza humeral se desplaza por delante de la cavidad glenoidea.
  • Luxación posterior: la cabeza humeral se desplaza por detrás de la cavidad glenoidea.
  • Luxación inferior: la cabeza humeral se desplaza hacia abajo de la cavidad glenoidea. Ésta habitualmente está combinada con alguna de las anteriores (luxación antero-inferior; luxación postero-inferior)

Tipos de luxaciones más habituales

 

Las luxaciones de hombro producen dolor, deformación de la articulación e impotencia funcional.

En ocasiones es necesario de la ayuda de un médico especialista para la reducción o colocación del mismo. Es importante acudir con urgencia a los servicios médicos ya que cuanto más tiempo pase de la luxación más difícil es su reducción.

 

¿Cuál es el mecanismo de luxación del hombro?

Los mecanismos de luxación de hombro los diferenciamos por causa traumática o por hiperlaxitud constitucional.

Mecanismo traumático: es el mecanismo más frecuente, puede producirse por una caída o una fuerza directa con un objeto o persona. El mayor número de lesiones traumáticos producen una luxación anterior del hombro. Esa fuerza directa produce un impacto con la pared de la glena llamada labrum que no rompe y hace que la cabeza se salga, y favoreciendo que en próximas ocasiones tenga mayor facilidad de luxación.

Hiperlaxitud constitucional o Microinestabilidad: este mecanismo es el más difícil de diagnosticar. Inicio insidioso en pacientes con características estructurales con mayor elasticidad o laxitud. Produce de forma habitual lesiones multidireccionales provocados por la microinestabilidad y por los microtraumatismos. Y en ocasiones se subluxa la articulación, es decir, no pierde el contacto articular completo sino que debido a la hiperlaxitud de la capsula se desplaza más de lo habitual quedando a mitad de camino de la luxación.

 

Subluxación anterior y posterior de hombro en paciente con hiperlaxitud constitucional

 

Se me ha salido el hombro una vez, ¿tengo riesgo de luxaciones posteriores?

La luxación recidivante es más fácil que se produzca cuanto más prematura haya sido la primera luxación. Si el primer episodio se ha producido antes de los 18 años, existe un 95% de posibilidades de derivar en una luxación recidivante.

¿Por qué ocurre esto?

Cuando se aplica una fuerza directa antero-posterior o postero-anterior al hombro se produce un desplazamiento de la cabeza humeral que provoca la salida de la cabeza de su alojamiento normal, la cavidad glenoidea o glenoides.

Al producirse este desplazamiento provoca una lesión en la pared de contención de la glenoides o labrum. De forma habitual, se suele asociar a una lesión ósea en la cabeza del húmero denominada lesión Hill Sachs provocada por el choque con el borde glenoideo.

Este mecanismo produce unas lesiones en estructuras como el labrum, la cápsula articular y lesiones óseas que favorecen las futuras luxaciones o luxaciones recidivantes de hombro.

 

Tratamiento de la luxación de hombro

Tras un primer episodio de luxación traumática de hombro se realiza un tratamiento conservador, en el cual se limita la movilización de la rotación interna y externa del hombro durante 3 semanas, y se indica tratamiento fisioterapeútico para conseguir la ganancia de fuerza y movilidad completa a partir de la 6 semana tras el episodio de luxación. El tratamiento sintomatológico del dolor se realiza con aanlgéscios convencionales.

Cuando se produce dos o más luxaciones de hombro, el tratamiento definitivo es la cirugía artroscópica, con la finalidad de reparar las estructuras lesionadas y estabilizar la articulación.

En el caso de la microinestabilidad de hombro por hiperlaxitud constitucional la única opción existente hace unos años era la cirugía artroscópica en la que se realizaba una plicatura o “pellizco” en la cápsula articular para evitar esa holgura o microinestabilidad articular.

Recientemente en ITRAMED estamos tratando las microinestabilidades de hombro por hiperlaxitud constitucional con técnicas mínimamente invasivas y sin necesidad de cirugía

La proloterapia es utilizada en estos casos para conseguir una estabilización articular mediante la inyección de dextrosa en la cápsula articular posterior y anterior. La dextrosa produce en los tejidos una rigidización o refuerzo estructural, haciendo así una cápsula más fuerte y menos hiperlaxa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *