¿Por qué se produce la artrosis?

Artrosis de Rodilla

¿Por qué se produce la artrosis? ¿Por qué aparece?

Los factores de riesgo de desarrollo de la artrosis incluyen predisposición genética, edad, sexo, obesidad, traumatismo previo, lesiones previas articulares, alteraciones hormonales, enfermedades inflamatorias articulares (gota, artritis séptica o artritis reumatoide) y otros factores sistémicos que afectan a todo el cuerpo (hemofilia, enfermedad de Paget, necrosis avascular, dosis altas de corticoides…).

Una de las causas muy frecuentes de artrosis hoy en día se observa en los pacientes que años atrás (a veces simplemente 1 o 2 años) tuvieron una lesión de menisco y el tratamiento que se decidió realizar fue la extirpación de una parte del menisco (meniscectomía) mediante una artroscopia.

Artroscopia de rodilla para meniscectomía, o retirar una parte del menisco.

Artroscopia de rodilla para meniscectomía, o retirar una parte del menisco.

Si comparamos la rodilla con una rueda de coche, el menisco sería el amortiguador de la rueda, y es fácil entender que si el amortiguador se estropea, la rueda se gastará antes y a veces en muy poco tiempo.

El sello distintivo de la artrosis es un desajuste entre el equilibrio inflamatorio y antiinflamatorio en los condrocitos (las células del cartílago) y en las células sinoviales (que recubren por dentro las articulaciones). Se produce una activación anormal de procesos inflamatorios (como las cascadas de citoquinas) y una sobreproducción de sustancias que favorecen la inflamación (mediadores pro-inflamatorios) (1,2,4).

La situación que acontece es como una batalla entre mecanismos que favorecen la inflamación (los atacantes) y mecanismos naturales antinflamatorios que intentan combatir a dicha inflamación (los defensores). Pero en esta batalla suelen vencer los atacantes y se produce un deterioro progresivo de la articulación que nos lleva a la artrosis.

Los condrocitos son un tipo de célula que se encuentran en el cartílago. Se encargan de mantener la matriz cartilaginosa, a través de la producción de sus principales compuestos: colágeno y proteoglicanos.

Los condrocitos son un tipo de célula que se encuentran en el cartílago. Se encargan de mantener la matriz cartilaginosa, a través de la producción de sus principales compuestos: colágeno y proteoglicanos.

Si lo intentamos explicar en términos científicos (para el que le interese profundizar más) la explicación sería la siguiente:

Se produce una alteración en la regulación de las citoquinas como la interleucina 1 beta (IL- 1ß) y el factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α), lo que conduce a una inhibición de la síntesis de colágeno (34,85). A través de la  activación de las metaloproteinasas de matriz (MMPs), se produce un aumento en la degradación del colágeno con una disregulación adicional de mediadores inflamatorios como la Interleucina 8 (IL-8), la interleucina 6 (IL-6), la prostaglandina E2 (PGE2), el óxido nítrico sintetasa inducible (iNOS) y las especies reactivas de oxígeno (ROS), contribuyendo así a la inflamación sinovial (1,2,3,4). Tabla 1.

Tabla.1: Factores de riesgo y artrosis explicados en el párrafo anterior.

Finalmente el círculo vicioso de la inflamación que permanece en el espacio articular durante un largo tiempo favorece la destrucción de los condrocitos y suprime su regeneración, produciendo así una pérdida global de cartílago, un desgaste progresivo de la superficie de las articulaciones y todo el proceso doloroso, inflamatorio y de limitaciones que acaba sufriendo el paciente..

La semana que viene no te pierdas otro capítulo sobre esta enfermedad que a tantas personas afecta. Un post muy interesante que os puede servir de ayuda si la padecéis. En el siguiente post: ¿Qué tratamientos existen hoy en día?

Bibliografía

  • Goldring M.B., Goldring S.R. (2007). Osteoarthritis. Journal of Cellular Physiology 2007 (213), 626-634.
  • Henrotin Y., Clutterbuck A.L. (2010). Biological actions of curcumin on articular chondrocytes. Osteoarthritis Cartilage 2010 (18), 141-149.
  • Jomphe C., Gabriac M., (2008). Chondroitin sulfate inhibits the nuclear translocation of NF-κB in IL-1β stimulated chondrocytes. Basic Clin Pharmacol Toxicol 2008 Jan (102), 59-65.
  • Krasnokutsky S., Samuels J. (2007). Osteoarthritis in 2007. Bull NYU Hospital Joints Disease 2007 (65), 222-228.

 

Si te perdiste nuestros artículos anteriores, revísalos:

Tratamiento Integral de la Artrosis

Radiografía de artrosis de rodilla

LA ARTROSIS

DEFINICIÓN Y SÍNTOMAS

La artrosis es una de las principales causas de discapacidad del sistema musculo-esquelético en las sociedades occidentales y una de las mayores cargas económicas de los sistemas sanitarios. De manera progresiva y de forma crónica provoca dolor y perdida de la función de las articulaciones, reduciendo, a veces de forma dramática, la calidad de vida de los pacientes y su capacidad para trabajar.

La artrosis es el tipo de artritis más común que existe y consiste básicamente en un la presencia de dolor articular y alteración de la función de la articulación.

Se caracteriza principalmente por el desgaste y la degeneración del cartílago articular, la presencia de inflamación dentro de la articulación, en la membrana sinovial que la recubre por dentro, y el deterioro progresivo en los huesos y demás tejidos que rodean a la articulación.

PARA QUÉ SIRVE EL CARTÍLAGO

El cartílago articular actúa como una almohadilla, absorbiendo las cargas mecánicas y facilitando un movimiento de fricción en las articulaciones, lo que permite el deslizamiento de unos huesos sobre otros, dando origen al movimiento articular. La lesión del cartílago articular provoca la pérdida de la lubricación natural, aumentando el roce de las superficies articulares de los huesos y la formación de excrecencias óseas u osteofitos. En algunos casos los fragmentos de cartílago pueden desprenderse y permanecer flotando en el interior de la articulación, provocando irritación articular, inflamación y mayor daño estructural.

CÓMO Y POR QUÉ SE ORIGINA LA ARTROSIS

Lo mas frecuente es la artrosis primaria como resultado de la edad y el desgate asociado con el empleo de las articulaciones durante años, asociándose con frecuencia el sobrepeso y/o la presencia de deformidades angulares, especialmente al nivel de la rodilla. Se trata, por tanto, del envejecimiento natural de las articulaciones.

Otras posibles causas son:

  • Lesiones o traumatismos previos de las articulaciones.
  • Intervenciones previas sobre las articulaciones (Ej: Meniscos)
  • Infecciones.
  • Enfermedades inflamatorias crónicas (Ej: artritis reumatoide)

CUALES SON SUS SÍNTOMAS

Los principales síntomas de la artrosis son dolor, rigidez e inflamación de las articulaciones. La articulación afecta suele presentar limitación de la movilidad y puede existir también hipersensibilidad en la zona y deformidades óseas asociadas (muchas veces dichas deformidades son también las causantes iniciales de la artrosis). A veces la articulación puede provocar crujidos, lo cual se denomina crepitación. A su vez, cuando la articulación está muy afectada, pueden aparecer deformidades secundarias y progresivas

Tratamiento de la artrosis

 

¿Cuál es su tratamiento?

No existe, todavía, una terapia médica que permita curar la enfermedad.

“NUESTRO OBJETIVO ES PRESERVAR LAS ARTICULACIONES Y MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE NUESTROS PACIENTES”

El tratamiento debe ser global y escalonado (de menos a mas en función de la gravedad de la artrosis). Habitualmente se combina el escalón 1 con otros escalones.

ESCALÓN 1 – TRATAMIENTO CONSERVADOR NO FARMACOLÓGICO

  • Hábitos: modificación de actividades y control de peso
  • Soportes y ortesis (restablecer la estabilidad articular)
  • Fisioterapia:
  • Ejercicio moderado
  • Frio / Calor
  • Acupuntura
  • Tens (Transcutaneous Electrical Nerve Stimulation)
  • Ultrasonidos (tratamiento de lesiones inflamamatorias asociadas (tendinitis, bursitis, etc.).
  • Suplementos nutricionales (mantenimiento)
  • Colágeno hidrolizado
  • Magnesio
  • Cúrcuma

ESCALÓN 2 – FARMACOLÓGICO

  • Analgésicos (Paracetamol, Metamizol, Tramadol,…)
  • Cremas antinflamatorias (Capsaicina,…)
  • Antinflamatorios no esteroideos (AINES) vía oral (Ibuprofeno, Diclofenaco, Desketoprofeno, Celecoxib (Inhibidores Cox-2), …).
  • Corticoides por vía oral o intramuscular (en fases muy agudas de dolor o en enfermedades inflamatorias crónicas).
  • Fármacos “condroprotectores” (sulfato de glucosamina, condroitin sulfato, …)

ESCALÓN 3 – FARMACOLÓGICO INTRAARTICULAR

  • Inyecciones intra-articulares de corticoides
  • Inyecciones intra-articulares de ácido hialurónico

ESCALÓN 4 –TERAPIAS BIOLÓGICAS

ESCALÓN 5 – CIRUGÍA

  • Artroscopia, desbridamiento y lavado
  • Osteotomías
  • Prótesis articular
  • Parcial
  • Total

 

tratamiento-para-artrosis-viviendo-con-artrosis

FOLLETOS DE TECNICAS RELACIONADAS

Factores de crecimiento. Plasma Rico en Plaquetas. Qué es y cómo se obtiene.

Regeneración de Tejidos con Células Madre Mesenquimales.

Plasma Rico en Plaquetas. Factores de Crecimiento. Tipos y Formas de obtención.

 

,

Tratamiento de la Artrosis con Células Madre

Lipogems

El tratamiento de la artrosis de rodilla con células madre demuestra ser eficaz

El Dr Mora ha publicado recientemente los resultados de un ensayo clínico con células madre en artrosis en la prestigiosa revista médica Journal of Translational Medicine 2016 14:246  
Puede descargar el Artículo completo en inglés en formato PDF

La artrosis es una enfermedad en la que existe un deterioro progresivo del cartílago de las articulaciones, lo que a nivel de la rodilla provoca inflamación de las estructuras que la rodean (membrana sinovial) y la reacción del hueso por debajo del cartílago (hueso subcondral).

La inyección intraarticular de células madre de médula ósea en dosis de 100 millones de unidades mejora los síntomas de la artrosis de rodilla. Así lo han revelado los resultados de un ensayo clínico fase I-II aleatorizado, diseñado y dirigido por el Dr. Gonzalo Mora y desarrollado por especialistas de la Clínica Universidad de Navarra y del Complejo Universitario de Salamanca. El trabajo ha sido publicado recientemente en la revista científica «Journal of Translational Medicine».

Artículo Dr. Mora sobre Células Madre y Artrosis

Se incluyeron pacientes de entre 40 y 80 años, con un grado de artrosis en la rodilla de moderado a severo (grado II a grado IV) y se comparó el tratamiento intraarticular con células mesenquimales de médula ósea del propio paciente a dos dosis diferentes frente al tratamiento estándar sin células, simplemente con ácido hialurónico.

Los resultados del estudio probaron que el tratamiento con células mesenquimales con la dosis más elevada de células ofrecía, a los 12 meses, una mejora del dolor y menor limitación para las actividades diarias.

Ensayo clínico

En la artrosis se produce un desgaste progresivo del cartílago lo cual lleva a la aparición de dolor mecánico y rigidez, factores que influirán en la disminución gradual de la función articular. Se trata de una enfermedad muy frecuente, progresiva e incurable, y que se asocia en la mayor parte de los casos al envejecimiento. Su incidencia aumenta en proporción a la edad y al peso corporal, siendo la causa principal de prótesis total de cadera y rodilla que, a día de hoy, sigue siendo la última alternativa en los casos avanzados de artrosis.

Tal como se describe en el protocolo del ensayo clínico diseñado por el Dr. Gonzalo Mora, las células madre mesenquimales se obtienen mediante biopsia de la médula ósea del propio paciente. Tras un proceso de centrifugado, se consigue una reducida cantidad de células progenitoras que se cultivan y multiplican, y posteriormente son inyectadas en la rodilla.

v1El uso de las células madre en combinación con ácido hialurónico es un aspecto pionero y destacable de este ensayo clínico, así como la comparación entre las dos dosis diferentes de células administradas y la elevada dosis utilizada sin eventos adversos.

De acuerdo a los resultados obtenidos, «los pacientes con ácido hialurónico volvían pronto, con el paso de los meses, a la situación previa de dolor, mientras que el grupo con cien millones de células se encontraba mejor a medida que pasaban los meses, de forma que al final del seguimiento (al año de la administración del tratamiento) mostraban las mayores diferencias respecto a los otros dos grupos».

INFOGRAFICO - VIVIENDO CON ARTROSIS - www.itramed.com

FOLLETOS DE TECNICAS RELACIONADAS

Algunos Vídeos relacionados

Factores de Crecimiento. Plasma Rico en Plaquetas. Qué son y cómo se obtienen

Regeneración de tejidos con Células Madre Mesenquimalales

Plasma Rico en Plaquetas. Factores de crecimiento. Tipos y formas de obtención