,

Condromalacia vs Condropatia

Lesión condral

¿Qué diferencia existe entre condromalacia y condropatía?

Condromalacia está compuesta por el término “condro” que significa cartílago y “malacia” que es reblandecimiento, por tanto la condromalacia consiste en un reblandecimiento del cartílago. En estas condiciones el cartílago resiste menos carga o impacto y provoca una transmisión de la carga hacia el hueso subcondral, que está inervado, provocando dolor. La aparición de la condromalacia indica el comienzo de una degeneración del cartílago. Éste tipo de trastorno afecta a todas las articulaciones, aunque la articulación con mayor prevalencia es la rodilla. En multitud de ocasiones relacionamos la condromalacia con la articulación femoro-patelar y con los deportistas.

Las factores que predisponen una condromalacia son traumatismos, sobrepeso, sinovitis prolongada, mal alineamiento del aparato extensor de la rodilla, pronación del pie, rotula alta, subluxación femoro-patelar entre los más importantes.

Condropatía significa enfermedad del cartílago. La diferencia que existe respecto de la condromalacia es que en la condropatía hay una afectación estructural del cartílago, o lo que solemos denominar como una lesión condal.

Las causas son similares a las de la condromalacia pero con un mayor tiempo de exposición del factor de riesgo.

Existe una clasificación de grados condropatía (Outerbridge) en la que podemos distinguir 4 grados de condropatía:

  • Condropatía Grado I: reblandecimiento del cartílago articular

condropatia-grado-i

  • Condropatía Grado II: fibrilación de superficie articular menor del 1,3mm

lesion-condral-grado-ii

  • Condropatía Grado III: fibrilación de superficie articular mayor de 1,3mm

lesion-condral-grado-iii

  • Condropatía Grado IV : exposición de hueso subcondral (lesión osteocondral)

condropatia-grado-iv

 

         Clasificación de Outerbridge 

lesion-condral-3

lesion-condral

lesion-condral-2

,

Eficacia del Plasma Rico en Plaquetas en la Artrosis Moderada

Infiltración de rodilla

Son muchos los estudios que prueban la utilización de plasma rico en plaquetas en el ámbito de artrosis moderada. El plasma rico en plaquetas, también llamado factores de crecimiento, se utiliza mediante 3 infiltraciones a nivel intrarticular (dentro de la articulación) en la articulación afectada.

Mucha veces nos preguntamos, y ¿por qué 3 sesiones? Porque los estudios realizados con 3 infiltraciones espaciadas en una semana cada una, prueban la eficacia del plasma rico en plaquetas en la artrosis moderada de rodilla.

Los estudios más numerosos prueban su efectividad en la artrosis de rodilla.

En este artículo que os presentamos a continuación, se discute el uso de la terapia de plasma rico en plaquetas para el tratamiento de la artrosis de rodilla.

En noviembre de 2015, la investigación apareció en la revista médica Arthroscopy, the Journal of Arthroscopic and Related Surgery.

 Campbell KA, Saltzman BM, Mascarenhas R, Khair MM, Verma NN, Bach BR Jr, Cole BJ. A Systematic Review of Overlapping Meta-analyses. Arthroscopy. 2015 Nov;31(11):2213-21. doi: 10.1016/j.arthro.2015.03.041. Epub 2015 May 29.

Resumen del artículo

La investigación buscó la respuesta a esta pregunta: ¿Proporciona la infiltración intraarticular de plasma rico en plaquetas y factores de crecimiento unos resultados clínicamente superiores en comparación con otras terapias en el tratamiento de la artrosis de rodilla?

Plasma Rico en Plaquetas

 

Propósito

Los objetivos de este estudio fueron:

  1. Realizar una revisión sistemática de la inyección de plasma rico en plaquetas (PRP) en el tratamiento de la patología degenerativa de rodilla cartílago articular o artrosis
  2. Proporcionar un marco para el análisis y la interpretación de la mejor evidencia disponible para proporcionar recomendaciones para el uso (o falta de ella) de PRP en el tratamiento de la artrosis de rodilla
  3. Identificar las lagunas o vacíos en la literatura científica en este tema y sugerir por dónde debería continuar la investigación.

Métodos

Las búsquedas bibliográficas se realizaron sobre artículos científicos (meta-análisis) que examinan el uso de PRP (plasma rico en plaquetas) frente a corticoides, ácido hialurónico, fármacos antiinflamatorios no esteroides orales (AINES) o placebo. Se extrajeron los datos clínicos, y se evaluó la calidad de los meta-análisis. Para la valoración de dichos artículos científicos se utilizó algoritmo de Jadad, que proporcionan el más alto nivel de evidencia.

Resultados

Tres de los meta-análisis cumplieron con los criterios de elegibilidad. Todos los estudios compararon los resultados del tratamiento con plasma rico en plaquetas intraarticular frente a tratamiento control (ácido hialurónico intraarticular o placebo intraarticular). El uso de PRP condujo a mejoras significativas en los resultados de los pacientes en la valoración a los 6 meses y a los 12 meses después de la inyección, iniciándose la mejoría en torno a los 2 meses. Después de la aplicación del algoritmo de Jadad, se seleccionaron 3 metaanálisis concordantes de alta calidad y todos mostraron que el plasma rico en plaquetas  en inyección intraarticular proporciona mejoras clínicamente relevantes en el dolor y en la movilidad de la rodilla  en comparación con el tratamiento control.

Conclusiones

El plasma rico en plaquetas  en inyección intraarticular es un tratamiento viable para la artrosis de rodilla y tiene el potencial de conducir a un alivio sintomático durante 12 meses. Ofrece un alivio sintomático mejor a los pacientes con cambios degenerativos moderados de la rodilla, y por tanto su uso debe ser considerado en pacientes con artrosis de rodilla.

Nivel de evidencia

Nivel IV (alto), revisión sistemática de estudios de nivel II a IV.

 

¿Cuál fue la conclusión?

Las inyecciones de plasma rico en plaquetas en PRP ofrecen un mejor alivio sintomático a los pacientes con cambios degenerativos tempranos de la rodilla, y su uso debe ser considerado en pacientes con artrosis de rodilla.

 

,

¿Pueden la Células Madre prevenir la necesidad de Cirugía de Prótesis?

El hilo conductor  que subyace detrás de toda la investigación sobre células madre es la esperanza de que las células madre puedan algún día ser capaces de fabricar tejidos maduros normales para reemplazar las piezas desgastadas o lesionadas en nuestro cuerpo.

 

TERAPIAS CELULARES-CELULAS MADRELos esfuerzos para avanzar en la investigación con células madre embrionarias están estancadas por una variedad de razones, no solo de tipo ético y moral sino también de tipo biológico ya que son más difíciles de controlar y producen la formación de tumores .

La mayor esperanza está puesta en la aplicación de células madre autólogas , es decir, procedentes del propio paciente.

Estas células han abierto un nuevo campo en los tratamientos de la medicina regenerativa. Y cada vez son más los datos obtenidos sobre la utilidad de esta forma de tratamiento, en particular en los trastornos relacionados con los tejidos blandos  del sistema musculo-esquelético  (ligamentos, tendones) y en el cartílago.

Aunque las células madre están presentes en prácticamente todos los tipos de tejido, la fuente de células madre autólogas más frecuente suele ser la médula ósea o la grasa. Una vez realizada la extracción de médula ósea (aspirado medular) o de la grasa (lipoaspirado), mediante procesos de centrifugación y selección de células se concentran las células madre de los pacientes que serán utilizadas para el tratamiento.

El rendimiento de un procedimiento con células madre no consiste simplemente en la inyección de células madre en una articulación enferma. Es crítico localizar bien donde se encuentra el área del daño articular. Esta ubicación se lleva a cabo utilizando una combinación de técnicas de imagen como radiografías simples, la resonancia magnética y la ecografía.

La razón de la importancia de localizar la zona enferma es que la parte inicial de un procedimiento del tratamiento con células madre autólogas implica la inducción de la lesión aguda sobre la zona afectada. Esta lesión aguda, realizado con instrumentos especiales, es lo que inicia la inflamación en el área de interés y es el primer paso en la cascada de curación.

Una vez realizada la lesión sobre la zona afectada se introducen las células madre y los factores de crecimiento (procedentes del PRP (Plasma Rico en Plaquetas)) en el área de la lesión donde se inicia el proceso de curación.

Si el Santo Grial de la medicina regenerativa se puede lograr, que es la regeneración de cartílago con un  funcionamiento normal, es muy posible que la terapia de reemplazo de las articulaciones (prótesis) pudiera ser pospuesta indefinidamente.

Hay una serie de preguntas que aún necesitan ser contestadas, tanto desde el punto de vista técnico como biológico. ¿Cuál es la calidad del tejido conectivo y del cartílago creado? ¿Es lo suficientemente fuerte como para soportar las cargas que precisan soportar las articulaciones? ¿Cuál es el grado máximo de artrosis que puede ser tratado con estas técnicas de medicina regenerativa?

A día de hoy (año 2016) los resultados nos indican que si existe la capacidad de dilatar en el tiempo la necesidad de una eventual prótesis articular. Si esto puede mantenerse de forma indefinida o no, el tiempo y el seguimiento de estos pacientes nos lo indicará. Pero la puerta a una esperanza muy razonable ya está abierta.