En ocasiones, cuando nos comentan que tenemos una rotura de menisco lo relacionamos directamente con una intervención quirúrgica. Esto es un error frecuente. Sabemos que el 70% de las roturas de menisco no van a necesitar de intervención quirúrgica. Pero como cada caso es único, debemos estudiarlo de forma individualizada.

Lo más importante del diagnóstico es determinar si la rotura del menisco es estable o inestable, y si es o no la causante del dolor que presenta el paciente.

Leer más