TRAS LA INTERVENCIÓN, ¿NECESITO MULETAS?

Dependiendo de la lesión tratada se puede permitir o no el apoyo de la extremidad y a su vez este apoyo puede ser completo o parcial. En general en la cirugía artroscópica de rodilla lo más habitual es caminar apoyando el peso con ayuda de muletas, al menos durante los primeros días. No obstante las instrucciones más específicas y concretas las debe dar el equipo quirúrgico que haya realizado la intervención en concreto.

 

¿QUÉ VOY A SENTIR TRAS UNA CIRUGÍA ARTROSCÓPICA?

Generalmente el paciente puede presentar:

  • Molestias o dolor, que puede ser controlado con medicación analgésica oral pautada por el especialista.
  • Inflamación, que se controla mediante vendajes compresivos y en algunas ocasiones con antiinflamatorios pautados.
  • Limitación de la movilidad, el paciente debe seguir las pautas indicadas por el especialista para conseguir el movimiento completo de forma progresiva.

Leer más