Infiltración intraósea de rodilla

ARTROSIS, RODILLA, TERAPIAS REGENERATIVAS LA ARTROSIS AVANZADA DE RODILLA La rodilla es la articulación con mayor número de lesiones. Es una articulación compuesta por 3 huesos (tibia, fémur y rótula), 2 meniscos, tendones y ligamentos. Se trata de una articulación que absorbe todos los impactos provocados por el caminar, saltar, agacharse… por lo que es la articulación […]

La columna lumbar esta formada por cuerpos vertebrales unidos entre si por diversas estructuras:

  • Los discos vertebrales que hacen de almohadillas para conseguir un movimiento simétrico de la columna.
  • Las articulaciones facetarias que crean una estabilización posterior a la columna.
  • Los ligamentos que son los principales estabilizadores de las articulaciones de la columna.
  • La musculatura abdomino-lumbar que trabaja como faja abdominal y sujección de la columna lumbar.

Los ligamentos de las articulaciones están formados principalmente por fibras de colágeno, pero su aporte vascular es muy pobre y disminuye con el paso de los años. Esta es la razón principal por la que con frecuencia los ligamentos lesionados no curan completamente o cicatrizan de forma irregular. Incluso cuando aparentemente han curado o cicatrizado, su resistencia a la tracción ha disminuido habitualmente hasta en un 40%.

La consecuencia directa es que se disminuye su función de sujeción en la articulación lesionada y por tanto dicha articulación queda inestable. Sin embargo, a pesar de tener una mala vascularización o mal aporte sanguíneo, estas estructuras articulares se encuentran rodeadas de muchas raíces nerviosas, razón por la cual su lesión (tanto aguda como crónica) resulta habitualmente dolorosa.

El dolor lumbar crónico tiene como causa, en muchas ocasiones, una inestabilidad ligamentaria de base.

Leer más



Retrasos de consolidación de las fracturas y Pseudoartrosis. Plasma Rico en Plaquetas y Células Madre como alternativa al tratamiento quirúrgico



Hasta hace unos años, cuando existía un retraso de la consolidación en una fractura o cuando ya se producía una pseudoartrosis (flata de consolidación pasados 6 meses) la única opción de tratamiento que existía era la cirugía. La única forma de tratamiento consistía en una cirugía abierta en la que se reavivaban los bordes de la fractura para estimular la consolidación ósea, se aportaba injerto de hueso y se estabilizaba la fractura, habitualmente con placas y tornillos.

En la actualidad, el avance de la medicina regenerativa nos aporta alternativas satisfactorias en casos de retrasos de consolidación o pseudoartrosis. La utilización de plasma rico en plaquetas (factores de crecimiento), junto con la utilización de células madre ofrecen alternativas de tratamiento eficaces y mucho menos agresivos que las alternativas quirúrgicas tradicionales.

Utilización de Terapias Biológicas en fractura de húmero.

Leer más