Lipogems

El tratamiento de la artrosis de rodilla con células madre demuestra ser eficaz

El Dr Mora ha publicado recientemente los resultados de un ensayo clínico con células madre en artrosis en la prestigiosa revista médica Journal of Translational Medicine 2016 14:246  
Puede descargar el Artículo completo en inglés en formato PDF

La artrosis es una enfermedad en la que existe un deterioro progresivo del cartílago de las articulaciones, lo que a nivel de la rodilla provoca inflamación de las estructuras que la rodean (membrana sinovial) y la reacción del hueso por debajo del cartílago (hueso subcondral).

La inyección intraarticular de células madre de médula ósea en dosis de 100 millones de unidades mejora los síntomas de la artrosis de rodilla. Así lo han revelado los resultados de un ensayo clínico fase I-II aleatorizado, diseñado y dirigido por el Dr. Gonzalo Mora y desarrollado por especialistas de la Clínica Universidad de Navarra y del Complejo Universitario de Salamanca. El trabajo ha sido publicado recientemente en la revista científica «Journal of Translational Medicine».

Artículo Dr. Mora sobre Células Madre y Artrosis

Se incluyeron pacientes de entre 40 y 80 años, con un grado de artrosis en la rodilla de moderado a severo (grado II a grado IV) y se comparó el tratamiento intraarticular con células mesenquimales de médula ósea del propio paciente a dos dosis diferentes frente al tratamiento estándar sin células, simplemente con ácido hialurónico.

Los resultados del estudio probaron que el tratamiento con células mesenquimales con la dosis más elevada de células ofrecía, a los 12 meses, una mejora del dolor y menor limitación para las actividades diarias.

Ensayo clínico

En la artrosis se produce un desgaste progresivo del cartílago lo cual lleva a la aparición de dolor mecánico y rigidez, factores que influirán en la disminución gradual de la función articular. Se trata de una enfermedad muy frecuente, progresiva e incurable, y que se asocia en la mayor parte de los casos al envejecimiento. Su incidencia aumenta en proporción a la edad y al peso corporal, siendo la causa principal de prótesis total de cadera y rodilla que, a día de hoy, sigue siendo la última alternativa en los casos avanzados de artrosis.

Tal como se describe en el protocolo del ensayo clínico diseñado por el Dr. Gonzalo Mora, las células madre mesenquimales se obtienen mediante biopsia de la médula ósea del propio paciente. Tras un proceso de centrifugado, se consigue una reducida cantidad de células progenitoras que se cultivan y multiplican, y posteriormente son inyectadas en la rodilla.

v1El uso de las células madre en combinación con ácido hialurónico es un aspecto pionero y destacable de este ensayo clínico, así como la comparación entre las dos dosis diferentes de células administradas y la elevada dosis utilizada sin eventos adversos.

De acuerdo a los resultados obtenidos, «los pacientes con ácido hialurónico volvían pronto, con el paso de los meses, a la situación previa de dolor, mientras que el grupo con cien millones de células se encontraba mejor a medida que pasaban los meses, de forma que al final del seguimiento (al año de la administración del tratamiento) mostraban las mayores diferencias respecto a los otros dos grupos».

INFOGRAFICO - VIVIENDO CON ARTROSIS - www.itramed.com

FOLLETOS DE TECNICAS RELACIONADAS

Algunos Vídeos relacionados

Factores de Crecimiento. Plasma Rico en Plaquetas. Qué son y cómo se obtienen

Regeneración de tejidos con Células Madre Mesenquimalales

Plasma Rico en Plaquetas. Factores de crecimiento. Tipos y formas de obtención

 

El hilo conductor  que subyace detrás de toda la investigación sobre células madre es la esperanza de que las células madre puedan algún día ser capaces de fabricar tejidos maduros normales para reemplazar las piezas desgastadas o lesionadas en nuestro cuerpo.

 

TERAPIAS CELULARES-CELULAS MADRELos esfuerzos para avanzar en la investigación con células madre embrionarias están estancadas por una variedad de razones, no solo de tipo ético y moral sino también de tipo biológico ya que son más difíciles de controlar y producen la formación de tumores .

La mayor esperanza está puesta en la aplicación de células madre autólogas , es decir, procedentes del propio paciente.

Estas células han abierto un nuevo campo en los tratamientos de la medicina regenerativa. Y cada vez son más los datos obtenidos sobre la utilidad de esta forma de tratamiento, en particular en los trastornos relacionados con los tejidos blandos  del sistema musculo-esquelético  (ligamentos, tendones) y en el cartílago.

Aunque las células madre están presentes en prácticamente todos los tipos de tejido, la fuente de células madre autólogas más frecuente suele ser la médula ósea o la grasa. Una vez realizada la extracción de médula ósea (aspirado medular) o de la grasa (lipoaspirado), mediante procesos de centrifugación y selección de células se concentran las células madre de los pacientes que serán utilizadas para el tratamiento.

El rendimiento de un procedimiento con células madre no consiste simplemente en la inyección de células madre en una articulación enferma. Es crítico localizar bien donde se encuentra el área del daño articular. Esta ubicación se lleva a cabo utilizando una combinación de técnicas de imagen como radiografías simples, la resonancia magnética y la ecografía.

La razón de la importancia de localizar la zona enferma es que la parte inicial de un procedimiento del tratamiento con células madre autólogas implica la inducción de la lesión aguda sobre la zona afectada. Esta lesión aguda, realizado con instrumentos especiales, es lo que inicia la inflamación en el área de interés y es el primer paso en la cascada de curación.

Una vez realizada la lesión sobre la zona afectada se introducen las células madre y los factores de crecimiento (procedentes del PRP (Plasma Rico en Plaquetas)) en el área de la lesión donde se inicia el proceso de curación.

Si el Santo Grial de la medicina regenerativa se puede lograr, que es la regeneración de cartílago con un  funcionamiento normal, es muy posible que la terapia de reemplazo de las articulaciones (prótesis) pudiera ser pospuesta indefinidamente.

Hay una serie de preguntas que aún necesitan ser contestadas, tanto desde el punto de vista técnico como biológico. ¿Cuál es la calidad del tejido conectivo y del cartílago creado? ¿Es lo suficientemente fuerte como para soportar las cargas que precisan soportar las articulaciones? ¿Cuál es el grado máximo de artrosis que puede ser tratado con estas técnicas de medicina regenerativa?

A día de hoy (año 2016) los resultados nos indican que si existe la capacidad de dilatar en el tiempo la necesidad de una eventual prótesis articular. Si esto puede mantenerse de forma indefinida o no, el tiempo y el seguimiento de estos pacientes nos lo indicará. Pero la puerta a una esperanza muy razonable ya está abierta.

 

El Dr. Mora asiste al Curso sobre CELULAS MADRE procedentes de Médula Osea y Grasa, los días 9 y 10 de Octubre en Barcelona.