LA ARTROSIS



¿Es muy frecuente?

Con los avances en la medicina moderna se ha mejorado la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de muchas enfermedades que en otras épocas suponían un peligro para la vida. Estos avances han hecho que la calidad de vida sea mayor y que la población ahora viva mucho más tiempo. Este aumento de la esperanza de vida ha llevado a una mayor carga de enfermedades degenerativas, incluyendo la artrosis.

La artrosis es una degeneración progresiva del cartílago hialino de las articulaciones provocada principalmente por procesos inflamatorios. Es una causa importante de dolor crónico, rigidez de las articulaciones e impotencia funcional. Las articulaciones más frecuentes donde localizamos la artrosis son columna cervical y lumbar, rodillas, caderas y dedos de las manos (1).

 

Imagen con las articulaciones más destacadas

Imagen con las articulaciones más frecuentes donde se localiza la artrosis

La artrosis es una enfermedad con alta prevalencia (la proporción de individuos que presenta una enfermedad) en la población adulta a partir de los 50 años. En España, según el estudio EPISER de la Sociedad Española de Reumatología, la artrosis sintomática de rodilla tiene una prevalencia puntual del 10,2% y la artrosis de mano del 6,2%. Alrededor de la mitad de la población adulta de más de 50 años muestra signos radiológicos de artrosis de rodilla, aunque es más frecuente en mujeres, sobre todo a partir de 55 años (2). La presencia de signos radiológicos de la artrosis no tiene relación directa con la expresión sintomatológica en el paciente, es decir, el diagnóstico de imagen no siempre tiene que ir acompañado por síntomas de artrosis (dolor, rigidez, hinchazón,…).

 

Cartílago hialino

El cartílago hialino es un tejido conjuntivo duro pero que a diferencia del tejido óseo no contiene nervios o vasos sanguíneos, y tampoco está calcificado.

Se estima una incidencia de artrosis en la población española de un 11%, lo que conlleva un importante gasto sanitario. Se trata de la enfermedad crónica con mayor causa de incapacidad o invalidez en la población. Según un informe de la OMS del año 1.997 se catalogaba a la artrosis de rodilla como la cuarta causa de discapacidad en mujeres y la octava en hombres, atribuyendo un importantísimo coste anual a esta patología.

En el año 1.993 se realizó en España una cuantificación económica general del gasto inducido por la artrosis estimándose en un 4,5% del PIB (producto interior bruto) (3). Una gran parte de este gasto es atribuible a dos de los diversos tipos de tratamiento que existen para la artrosis. Los medicamentos antinflamatorios por una parte y las intervenciones de prótesis de articulaciones (sobre todo rodilla y cadera) y todo el gasto derivado de las complicaciones que ambos tipos de tratamientos pueden ocasionar.

Además, todos estos datos sobre la incidencia de la artrosis y lo frecuente que resulta en la población van aumentando con el paso de los años ya que aumenta la esperanza de vida de la población y, por tanto, el número de personas mayores de 55-60 años es cada vez mayor y seguirá en aumento.

 

La semana que viene no te pierdas otro capítulo sobre esta enfermedad que afecta a un 11% de la población española. En el siguiente post: ¿Por qué se produce? ¿Por qué aparece?


BIBLIOGRAFIA

  1. López-Armada M.J., Carames B. (2004). Fisiopatología de la artrosis. ¿Cuál es la actualidad?. Revista Española Reumatología 2004 (31), 379-93.

  2. Carmona L., Gabriel R. (2000). Proyecto EPISER 2000: prevalencia de enfermedades reumáticas en la población española. Revista Española Reumatología 2001 (28),18-25.

  3. Mongil E., Sánchez I. (2006). Osteoartrosis Symptomatic slow acting drugs for osteoarthritis (Sysadoa). Rev. Soc. Esp. Dolor, vol.13 (7) 

Lipogems

El tratamiento de la artrosis de rodilla con células madre demuestra ser eficaz

El Dr Mora ha publicado recientemente los resultados de un ensayo clínico con células madre en artrosis en la prestigiosa revista médica Journal of Translational Medicine 2016 14:246  
Puede descargar el Artículo completo en inglés en formato PDF

La artrosis es una enfermedad en la que existe un deterioro progresivo del cartílago de las articulaciones, lo que a nivel de la rodilla provoca inflamación de las estructuras que la rodean (membrana sinovial) y la reacción del hueso por debajo del cartílago (hueso subcondral).

La inyección intraarticular de células madre de médula ósea en dosis de 100 millones de unidades mejora los síntomas de la artrosis de rodilla. Así lo han revelado los resultados de un ensayo clínico fase I-II aleatorizado, diseñado y dirigido por el Dr. Gonzalo Mora y desarrollado por especialistas de la Clínica Universidad de Navarra y del Complejo Universitario de Salamanca. El trabajo ha sido publicado recientemente en la revista científica «Journal of Translational Medicine».

Artículo Dr. Mora sobre Células Madre y Artrosis

Se incluyeron pacientes de entre 40 y 80 años, con un grado de artrosis en la rodilla de moderado a severo (grado II a grado IV) y se comparó el tratamiento intraarticular con células mesenquimales de médula ósea del propio paciente a dos dosis diferentes frente al tratamiento estándar sin células, simplemente con ácido hialurónico.

Los resultados del estudio probaron que el tratamiento con células mesenquimales con la dosis más elevada de células ofrecía, a los 12 meses, una mejora del dolor y menor limitación para las actividades diarias.

Ensayo clínico

En la artrosis se produce un desgaste progresivo del cartílago lo cual lleva a la aparición de dolor mecánico y rigidez, factores que influirán en la disminución gradual de la función articular. Se trata de una enfermedad muy frecuente, progresiva e incurable, y que se asocia en la mayor parte de los casos al envejecimiento. Su incidencia aumenta en proporción a la edad y al peso corporal, siendo la causa principal de prótesis total de cadera y rodilla que, a día de hoy, sigue siendo la última alternativa en los casos avanzados de artrosis.

Tal como se describe en el protocolo del ensayo clínico diseñado por el Dr. Gonzalo Mora, las células madre mesenquimales se obtienen mediante biopsia de la médula ósea del propio paciente. Tras un proceso de centrifugado, se consigue una reducida cantidad de células progenitoras que se cultivan y multiplican, y posteriormente son inyectadas en la rodilla.

v1El uso de las células madre en combinación con ácido hialurónico es un aspecto pionero y destacable de este ensayo clínico, así como la comparación entre las dos dosis diferentes de células administradas y la elevada dosis utilizada sin eventos adversos.

De acuerdo a los resultados obtenidos, «los pacientes con ácido hialurónico volvían pronto, con el paso de los meses, a la situación previa de dolor, mientras que el grupo con cien millones de células se encontraba mejor a medida que pasaban los meses, de forma que al final del seguimiento (al año de la administración del tratamiento) mostraban las mayores diferencias respecto a los otros dos grupos».

INFOGRAFICO - VIVIENDO CON ARTROSIS - www.itramed.com

FOLLETOS DE TECNICAS RELACIONADAS

Algunos Vídeos relacionados

Factores de Crecimiento. Plasma Rico en Plaquetas. Qué son y cómo se obtienen

Regeneración de tejidos con Células Madre Mesenquimalales

Plasma Rico en Plaquetas. Factores de crecimiento. Tipos y formas de obtención

 

Lesión condral

¿Qué diferencia existe entre condromalacia y condropatía?

Condromalacia está compuesta por el término «condro» que significa cartílago y «malacia» que es reblandecimiento, por tanto la condromalacia consiste en un reblandecimiento del cartílago. En estas condiciones el cartílago resiste menos carga o impacto y provoca una transmisión de la carga hacia el hueso subcondral, que está inervado, provocando dolor. La aparición de la condromalacia indica el comienzo de una degeneración del cartílago. Éste tipo de trastorno afecta a todas las articulaciones, aunque la articulación con mayor prevalencia es la rodilla. En multitud de ocasiones relacionamos la condromalacia con la articulación femoro-patelar y con los deportistas.

Las factores que predisponen una condromalacia son traumatismos, sobrepeso, sinovitis prolongada, mal alineamiento del aparato extensor de la rodilla, pronación del pie, rotula alta, subluxación femoro-patelar entre los más importantes.

Condropatía significa enfermedad del cartílago. La diferencia que existe respecto de la condromalacia es que en la condropatía hay una afectación estructural del cartílago, o lo que solemos denominar como una lesión condal.

Las causas son similares a las de la condromalacia pero con un mayor tiempo de exposición del factor de riesgo.

Existe una clasificación de grados condropatía (Outerbridge) en la que podemos distinguir 4 grados de condropatía:

  • Condropatía Grado I: reblandecimiento del cartílago articular

condropatia-grado-i

  • Condropatía Grado II: fibrilación de superficie articular menor del 1,3mm

lesion-condral-grado-ii

  • Condropatía Grado III: fibrilación de superficie articular mayor de 1,3mm

lesion-condral-grado-iii

  • Condropatía Grado IV : exposición de hueso subcondral (lesión osteocondral)

condropatia-grado-iv

 

         Clasificación de Outerbridge 

lesion-condral-3

lesion-condral

lesion-condral-2